Un sicario quitó la vida a Erika Espinosa Espinosa, de 23 años, una trabajadora de las Empresas Públicas de Medellín que laboraba en el área de aseo en los campamentos de la Hidroeléctrica ubicados en el municipio de Ituango, subregión Norte de Antioquia.

Según las autoridades, un hombre ataviado con buzo negro y cubriendo su cabeza con una capucha llegó hasta la vivienda de la víctima y le disparó sin mediar palabra.

El hecho ocurrió este jueves 13 de diciembre. La mujer vivía en el barrio Carmelo, cerca al filo de la Aurora. Deja una bebé de 5 años de edad. El mayor Wilson Ortega, comandante del distrito de Policía de Santa Rosa de Osos, señaló que están tras las pistas del asesino, un hombre de mediana estatura, que huyó hacia la vereda Paloblanco.