La Junta de Monitoreo de la Preparación Global (GPMB), un grupo de expertos en el área médica y que es liderado por el ex jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y también el primer ministro de Noruega, Gro Harlem Brundtland, lo denunció.

Dicho grupo elaboró un informe llamado «Un mundo en riesgo», en el cual advirtieron de una enfermedad similar a la gripe podría convertirse en una pandemia mundial, circulando alrededor del planeta en 36 horas y que podría acabar con la vida de entre 50 a 80 millones de personas.

La amenaza de una pandemia que se extiende por todo el mundo es real», señala el estudio.

«Un patógeno de rápido movimiento tiene el potencial de matar a decenas de millones de personas, perturbar las economías y desestabilizar la seguridad nacional», se afirma.

De igual manera, apuntan que «muchas de las recomendaciones revisadas se implementaron mal o no se implementaron en absoluto, y persisten brechas graves».