Enfermedades cardiovasculares causan dos de cada 10 muertes en México al año

La encargada del área médica cardiovascular de Novartis México, Giselle Román, habla hoy, durante una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán
Compartir:

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2022.- Dos de cada 10 muertes que ocurrieron en México en 2019 se debieron a enfermedades cardiovasculares, una condición que ha ido en incremento en la última década, por lo que es urgente tomar medidas al respecto, coincidieron este miércoles especialistas.

“Entre 2009 y 2019 estas enfermedades aumentaron en una proporción mayor junto con la diabetes”, explicó en conferencia de prensa con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra el próximo 29 de septiembre, Alexandro Arias, socio líder del sector de ciencias de la vida y cuidado de la salud de Deloitte Latinoamérica.

El socio líder del sector de ciencias de la vida y cuidado de la salud de Deloitte Latinoamérica, Alejandro Arias (i), la encargada del área médica cardiovascular de Novartis México, Giselle Román (c), y el cardiólogolo Manuel Gaxiola participan hoy, en una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

De acuerdo con el cardiólogo Manuel Gaxiola, las enfermedades cardiovasculares son catalogadas como la pandemia silenciosa, que ha detonado las muertes en México.

EL ESTUDIO

Esto se refleja en un estudio realizado por Deloitte en colaboración con el laboratorio Novartis, que detectó que tan solo en 2019, el 22,7 % del total de muertes en el país fueron a causa de enfermedades cardiovasculares (ECV), principalmente por la diabetes (53,4 %), la enfermedad isquémica del corazón (48 %) e infarto al corazón (25,8 %).

Además, por cada 100.000 habitantes, la tasa de casos nuevos de ECV fue de 449,2, la prevalencia fue de 4.706 y la tasa de mortalidad fue el 29,5 %.

El análisis detectó también factores de riesgo de gran incidencia en la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares: la presión arterial alta o hipertensión arterial (52 %), el nivel de colesterol LDL alto (31,1 %), el alto índice de masa corporal (24,9 %) y el consumo de tabaco (10,6 %).

Esto coincide con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 (Ensanut), que resaltó que casi un tercio de los adultos mexicanos tiene hipertensión arterial, y de ellos, casi 40 % desconoce que tiene esta enfermedad.

Por otro lado, la prevalencia de adultos con colesterol LDL alto fue de 20,2 %, donde el 56 % de estos desconocen su condición.

HERRAMIENTA PARA MEJORAR

Arias destacó que en México una de las grandes carencias es la falta de datos.

“Debemos tener información para tomar decisiones adecuadas”, apuntó.

El socio líder del sector de ciencias de la vida y cuidado de la salud de Deloitte Latinoamérica, Alejandro Arias, habla hoy, durante una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

Asimismo, dijo que la educación es clave, así como los diagnósticos tempranos, la capacitación de médicos y la colaboración público-privada.

Giselle Román, líder del área médica cardiovascular de Novartis México, señaló que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca o los infartos al corazón son prevenibles si hay conciencia de los factores de riesgo y de las acciones necesarias para vigilar que todo esté bajo control.

“En 2021, solo el 7,5 % de la población realizó una prueba de detección de hipertensión y solo el 7 % de medición de colesterol”, anotó.

Por ello, dijo que es importante cambiar la mentalidad de la población, lo que tiene que hacerse a todos los niveles, “desde las instituciones de salud, los profesionales de la salud, las compañías público – privadas y las asociaciones sin fines de lucro”.

El documento presentado por Deloitte finaliza con sugerencias de soluciones a corto y mediano plazo en las que destacan las estrategias de prevención, información y diagnóstico enfocadas en reducir el riesgo cardiovascular.

EFE

Compartir:
Total
6
Shares