Entre 2010 y 2017 fueron asesinados 155 líderes sociales en Antioquia

158
Compartir Noticia

El Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos y el Proceso Social de Garantías para la Labor de las y los Defensores/as de Derechos Humanos, Líderes y Lideresas Sociales del Departamento alertaron al Gobierno Nacional por la grave situación de derechos humanos que atraviesan los líderes sociales.

Una investigación adelantada por esta entidad arrojó que entre 2010 y 2017 se registraron 2.008 agresiones contra líderes sociales. En su gran mayoría, los atropellos obedecen a detenciones arbitrarias, ataques, lesiones, desplazamiento forzado y homicidios.

Solo para ejemplarizar, en la zona del Norte y Bajo Cauca, durante 2017, se presentaron 4 homicidios contra líderes sociales. Y en lo que va corrido de 2018, estas dos subregiones registraron 11 ataques contra defensores y defensoras, entre ellas 2 homicidios, los cuales ocurrieron en Cáceres y Caucasia.

En total, en 2018 van seis líderes sociales, de derechos humanos y comunales asesinados en Antioquia. En el departamento, en 2017, se presentaron 21 homicidios de líderes. En Colombia, la cifra va en 22 casos este año.

De las 2.008 agresiones documentadas entre 2010 y 2017, el 44.5% ocurrió en el Valle de Aburrá, el 18% en Urabá y 13.5% en el Bajo Cauca.

“El Norte, Nordeste, Bajo Cauca y Urabá son las zonas más sensibles en el tema de paz, pero también son zonas donde hay una fuerte presencia de organizaciones sociales y defensores de derechos humanos que ejercen de manera responsable la labor, siendo el Nordeste y Urabá los sitios donde se concentran la mayor intensidad de agresiones”, dice en uno de sus apartes la investigación.

Las amenazas van en aumento. Las denuncias por estas crecieron en un 30% en 2018. La labor de las y los defensores se encuentra en riesgo. Las organizaciones de derechos humanos exigen al Gobierno que:

-Se brinden todas las garantías para proteger a las poblaciones.

-Se cumplan e implementen los Acuerdos de Paz, entre ellos el desmantelamiento de las estructuras paramilitares.

-Se proteja a las y los defensores de derechos humanos.

-Se investigue y sancione a los agentes del Estado que podrían tener nexos con los paramilitares, así como por conductas que por acción u omisión conlleven a graves violaciones a los derechos humanos.

 

 

 

 

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here