El Juzgado Promiscuo Municipal de Marinilla (Antioquia), con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en su lugar de domicilio en contra de los esposos Carlos Mario Agudelo Taborda, de 44 años de edad, y Elisa Andrea Herrera Sánchez, de 40 años, como presuntos responsables de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal.

Los hechos que motivaron la investigación ocurrieron el 8 de julio de 2018, cuando dos sicarios dieron muerte con arma de fuego a un menor de 17 años de edad, hijo de la pareja investigada. El crimen se presentó en el barrio El Porvenir del vecino municipio de Rionegro.

El 22 de enero de este año, Jhon Wilmar Arias Villa, alias la Chinga, presunto autor material de la muerte del menor y residente en la misma población donde ocurrió el crimen, fue hallado muerto por heridas con arma de fuego en zona rural del municipio de Marinilla. Por este último hecho, servidores del CTI adscritos al Gaula Militar de Oriente, con el apoyo del Ejército Nacional, capturaron a Esteban Serna Serna, alias el celador de las discotecas, quien aceptó su responsabilidad en el crimen de alias la Chinga.

Serna Serna, quien tiene medida de aseguramiento intramuros, declaró a la Fiscalía que los esposos Agudelo Taborda y Herrera Sánchez le pagaron la suma de $ 1 200 000 para vengar la muerte de su hijo. Señaló además que los presuntos determinadores le facilitaron un carro y un arma de fuego para cometer el homicidio.

Por considerar que la medida de aseguramiento domiciliaria impuesta a la pareja implicada no era compatible con la gravedad de los hechos, la Fiscalía apeló ante la segunda instancia la decisión del Juzgado de Marinilla.