Un grupo de habitantes del municipio de Sabanalarga denunció que las Empresas Públicas de Medellín les incumplieron con la promesa de prestarles un transporte para dirigirse al municipio de Barbacoas.

Los habitantes se presentaron a orillas del Río Cauca donde esperaban el transporte, pero este nunca les llegó.