EPS Medimás dejará de prestar servicio en cuatro departamentos

Foto de Consultor Salud

La Superintendencia Nacional de Salud -a través de la Resolución 012877 del 12 de noviembre de 2020- dejó sin efectos la autorización concedida a la EPS Medimás para operar en Antioquia, Nariño, Santander y Valle del Cauca. Para la entidad, nuevos hallazgos indican que la entidad no cumple con la garantía del acceso efectivo a los servicios de salud, a seguridad de los afiliados y la destinación de los recursos del sector.

Con esta decisión, 731.421 afiliados (Antioquia, 214.626 usuarios; Valle del Cauca 259.111; Santander, 175.278 y Nariño, 82.406) deberán ser reubicados por el Ministerio de Salud y su atención en salud no podrá ser interrumpida en este proceso. Según los lineamientos normativos, mientras esto se lleva a cabo, Medimás está encargada de brindar las garantías en términos de oportunidad, accesibilidad, seguridad, pertinencia y continuidad.

Aunque se trata de una revocatoria parcial, la decisión también se fundamenta en las múltiples quejas, los niveles de cartera acumulados con las redes de prestación y la tardanza de la entidad para responder a los usuarios. De acuerdo con la Supersalud, Medimás había objetado el inicio del proceso (Resolución 10258 del 15 de septiembre de 2020), hechos que motivaron al afianzamiento de la revocatoria tras una investigación rigurosa.

Medimás: EPS con mayor número de quejas reportadas
Para la Superintendencia Nacional de Salud, el deshonroso primer lugar en PQRD está ocupado por la EPS Medimás durante 2019 y el primer semestre del año en curso en el régimen contributivo. No varía mucho de posición en el ranking del régimen subsidiado, listado en el que ocupa el segundo lugar. Algunos de los hallazgos fueron los siguientes:

*En Antioquia encontraron que pacientes diabéticos debieron esperar hasta 325 días para recibir sus dosis de insulina, medicamento vital para los afectados con esta enfermedad.

*En Nariño, la población infantil con cáncer no fue atendida oportunamente. Se reportaron casos en los que la espera duró hasta 135 días. Adicionalmente, las EPS no les garantizaba la atención en salud.

*Santander fue uno de los departamentos con los datos más alarmantes: los pacientes tuvieron que esperar hasta 400 días para recibir medicamentos, insumos y hasta 11 meses para recibir respuestas a sus PQRD.

*En Valle del Cauca, las demoras en la prestación del servicio para garantizarles el acceso a una atención efectiva con el médico especialista alcanzaron máximos de 152 días.

Otros factores que se tomaron en consideración fueron demoras en la asignación de citas de medicina especializada, contratación de prestadores que no tenían servicios habilitados y fallas en la operación del sistema de referencia y contrarreferencia, entre otros.

En relación al aspecto financiero, la Supersalud evidenció incumplimientos constantes en porcentaje de conciliación de glosa, nivel de endeudamiento, capital mínimo, patrimonio adecuado, inversión de reservas técnicas, razón corriente, porcentaje de radicación de recobros, porcentaje de recaudo de cartera y comportamiento de recaudo de cartera.

Se espera que en un término de 10 días hábiles, la EPS Medimás presente un cronograma para para conciliar, depurar y pagar la cartera con las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud públicas y privadas y con los proveedores de servicios y tecnologías en salud en un plazo inferior a 3 meses.

Tomado de Consultor Salud

Total
2
Shares
Previous Post

Manuel Merino anuncia su dimisión “irrevocable” a la Presidencia de Perú

Next Post

El Polisario anuncia un tercer ataque e insiste en que causó “bajas mortales”

Related Posts