Espera en la cárcel a que decidan su suerte en caso de homicidio de una trabajadora sexual

49
Compartir Noticia

El 5 de enero de 2007, las autoridades encontraron en una vivienda del barrio La Divisa de Medellín el cadáver de una mujer no identificada que presentaba más de 30 heridas con arma blanca. Cinco días después, la víctima fue identificada como Sandra Patricia Laverde Torres, trabajadora sexual de 25 años de edad.

Por esos hechos, la Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Franklin Cardona Marín, de 42 años, por el delito de homicidio agravado. El procesado fue capturado por la Policía Nacional este domingo 5 de agosto en el municipio de Copacabana (Antioquia) y no se allanó a los cargos que le imputó un fiscal seccional de la Unidad de Vida.

Los investigadores establecieron que la víctima fue apuñalada y envuelta en una cobija, y que el presunto agresor solicitó ayuda a un hijo adoptivo para que le ayudara a botar el cuerpo. El hijastro denunció el hecho y dijo que el agresor le confesó ser el autor del crimen.

La medida de aseguramiento fue impuesta por el Juzgado Tercero Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, despacho que ordenó un examen siquiátrico del procesado para determinar si es inimputable.

Cardona Marín tiene otras dos investigaciones por hurto calificado y lesiones personales. Esta última conducta fue cometida el pasado 28 de abril, cuando habría atacado con un cuchillo y sin motivo aparente a un joven en el municipio de Copacabana.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here