Con el conversatorio Voces musicales de mujeres afrodescendientes, un arte de resistencia, memoria histórica y empoderamiento, dirigido por el Colectivo Wiwas, empieza Festiafro este viernes, 11 de octubre, a la 1:00 p. m. en el Centro de Desarrollo Cultura de Moravia.

Allí, el colectivo busca generar un diálogo de saberes en torno a la vida artística de varias mujeres que son referentes para la cultura afro. La entrada es libre y no se requiere inscripción.

Más tarde, a las 5:00 p. m., en el Parque de los Deseos, las Wiwas empezarán a tejer la Trenzatón, una actividad ancestral y pedagógica por medio de la cual compartirán la importancia y los significados que tienen los peinados en la historia de su población.

También habrá una muestra comercial en la que varias familias que viven desde hace varios años en Medellín, le apuestan al emprendimiento con productos que reflejan sus costumbres y tradiciones.

En el primer día, la programación artística empezará a las 6:30 p. m. y estará a cargo del grupo Wangary con danza afrocontemporánea, Syry Jackson con su propuesta urbana, Ceferina Banquez al ritmo del bullerengue; Absalón y Afropacífico en clave de currulao, Malecón Pacífico con pura fusión, y para el cierre de la noche: La Contundencia pondrá a bailar al público son su tema cheque, choco, entre otras melodías del Pacífico.

El sábado 12 de octubre, la programación inicia con el conversatorio del cantante Eddy Kenzo, quien compartirá sus opiniones sobre la diáspora africana y sobre cómo se vive en Uganda, entre otros temas de interés. El encuentro es a las 10:00 a. m. en la Casa Afro, ubicada en la carrera 50D #62-95, en Prado Centro.

Según Harrison Palacios, director del festival, “en Medellín las comunidades han adoptado a Festiafro como un encuentro incluyente, lleno de convivencia”.

Este año, Festiafro estará inspirado en África y en los recorridos de sus gentes que permitieron que la población afro trascendiera los límites territoriales y se dispersara por el mundo llevando su historia, su música y sus costumbres, con lo cual dejó una herencia cultural de gran valor para la humanidad.

Durante dos días, al ritmo de cumbias, currulaos, bullerengues y chirimías, el público quedará sorprendido por agrupaciones musicales que conservan la tradición de sus ancestros.