Al mediodía de este jueves 27 de junio, y luego de permanecer por espacio de dos horas y media reunido con altos mandos militares y de policía, además de autoridades locales, en desarrollo de un Consejo de Seguridad en el municipio de Bello, Antioquia, el presidente Iván Duque anunció que organizaciones criminales que tengan nexos con estructuras del narcotráfico extranjeras serán confrontadas de manera articulada con autoridades internacionales, tal y como aconteció con la Oficina del Valle de Aburrá, conocida anteriormente como Oficina de Envigado.

“A muchas de estas organizaciones las vamos a enfrentar, también, de manera articulada con autoridades internacionales; sabemos que la famosa y mal llamada Oficina tenía nexos con estructuras de narcotráfico fuera del país, y no voy a descansar hasta que tengamos a nuestra disposición órdenes de extradición de esos criminales”, dijo Duque ante medios de comunicación en la sede de la Cámara de Comercio del Aburrá Norte, ubicada en la avenida 38 con diagonal 51, al frente de la estación del metro de Niquía.

Igualmente, Duque destacó que como resultado del Consejo de Seguridad se va a “revisar la caracterización delictiva” de estos grupos al margen de la ley, que están ligados al microtráfico y al narcotráfico, con el fin de atacar toda la cadena criminal que los rodea, como la apropiación de recursos y el manejo de armamento.

Entre otras medidas, resaltó el establecimiento de un batallón en un terreno que será facilitado por la Gobernación de Antioquia.

“El gobernador Luis Pérez Gutiérrez va a disponer de un lote del Idea (Instituto para el Desarrollo de Antioquia), que está entre las comunas 5 y 6, para que tengamos ahí la presencia de un batallón, y que ese batallón trabaje de la mano con la Policía, articuladamente, para enfrentar a estas bandas”, añadió Duque.

El presidente invitó a la comunidad bellanita a vencer el miedo y afirmó que es necesario trabajar de la mano con las autoridades y que los ciudadanos denuncien para visibilizar a los miembros de los grupos criminales. “Aquí debemos ser contundentes en hacer cada vez más visibles a los cabecillas de estos grupos: los Pachelly, el Mesa, Niquía, el Mirador, la Maruchenga, la Camila, los Chatas; tenemos que hacerlos visibles, fortalecer los instrumentos de denuncia y protección de la identidad de los denunciantes; el pago, también, de recompensas, pero también la presencia de la inteligencia policial”, resaltó.

Advirtió que visitará de nuevo al municipio y que estará cerca de la comunidad y al frente de la situación. “Aquí van a tener al Gobierno Nacional, y voy a estar periódicamente haciendo monitoreo. Esta no será la segunda ni la tercera visita que yo hago a este municipio que tanto quiero. Voy a estar permanentemente monitoreando esta situación. Aquí no vamos a tener a ningún criminal sintiéndose dueño territorial”, puntualizó el presidente.