Evo Morales dice que la “oligarquía peruana miente” para justificar una “masacre”

El expresidente de Bolivia Evo Morales, en una fotografía de archivo. EFE/Jorge Ábrego
Compartir:

La Paz, 12 de enero de 2023.- El expresidente boliviano Evo Morales (2006-2019) sostuvo este jueves que la “oligarquía peruana miente” para “justificar la masacre” de manifestantes en Perú, en un nuevo pronunciamiento sobre la crisis en ese país pese a las críticas y acusaciones de “intromisión” en su contra.

“La oligarquía peruana miente para tratar de justificar la masacre de nuestros hermanos. Pretende estigmatizar la Wiphala (la bandera multicolor indígena), pero ignora que es un símbolo milenario de unidad, dignidad y libertad. En vez de inventar supuestas ‘invasiones’, paren los asesinatos y las represiones”, escribió el exmandatario en Twitter.

También lamentó el “desprecio por la vida” de los “indígenas en Perú asesinados por el aparato represor de un Estado que reproduce el discurso y prácticas racistas y segregacionistas de la Colonia”.

“La pasividad cómplice de organismos defensores de DD.HH. fomenta la impunidad”, añadió el líder del oficialismo boliviano.

Morales ha insistido en opinar sobre la crisis en Perú con mensajes similares que comparte casi a diario en sus redes sociales pese a que en ese país lo acusan de entrometerse en asuntos internos.

El Gobierno peruano prohibió el ingreso de Morales y otros ocho ciudadanos bolivianos bajo la acusación de haber efectuado “actividades de índole política proselista” que han afectado la “seguridad nacional” de Perú, una decisión apelada por un abogado que fue parte de la defensa legal del exmandatario Pedro Castillo (2021-2022)

El expresidente boliviano también fue denunciado ante la Fiscalía de Perú por el congresista ultraconservador Jorge Montoya, por la presunta comisión de los delitos contra la seguridad nacional y traición a la patria, en la modalidad de “atentado contra la integridad nacional”.

Morales mantuvo una activa presencia en Perú, sobre todo en regiones del sur del país, durante el Gobierno de Castillo con el objetivo de incentivar la integración de regiones como Puno al proyecto Runasur, la plataforma internacional de movimientos sociales e indígenas que impulsa.

También ha estado muy activo en las redes sociales con opiniones sobre la crisis en Perú y mensajes para defender a Castillo desde su destitución por el Congreso tras intentar dar un golpe de Estado, el 7 de diciembre pasado.

Las protestas en ese país se iniciaron luego de que Dina Boluarte asumiera por sucesión constitucional la Presidencia del país, tras el autogolpe fallido de Castillo, quien cumple prisión preventiva mientras se le investiga por rebelión, con una pausa de unos días por las celebraciones de fin de año.

Hasta el momento, 40 manifestantes han muerto en enfrentamientos directos con las fuerzas del orden, así como un agente de policía, mientras que siete personas más han perdido la vida “por accidentes de tránsito y hechos vinculados al bloqueo” de carreteras, según los datos de la Defensoría del Pueblo peruana.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares