Exmagistrado es investigado por la Fiscalía por presunto direccionamiento de fallos judiciales

Foto de Revista Semana
Compartir:

La Fiscalía imputó al exmagistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Carlos Alberto Vargas Bautista, por los delitos de prevaricato por acción, prevaricato por omisión y cohecho propio.

El material probatorio obtenido por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia permitió conocer nuevos hechos de corrupción en los que habría participado el exfuncionario judicial. Al parecer, a cambio de dádivas, falló irregularmente demandas contra el Hospital Militar y la Superintendencia de Sociedades.

En la investigación se estableció que, en los dos casos, intervino como representante y asesora de los demandantes la señora Kelly Eslava Montes, una exempleada del magistrado, quien supuestamente gestionó las retribuciones por el direccionamiento de las decisiones.

Los casos

En 2014, la abogada Eslava Montes como apoderada de un consorcio temporal radicó una demanda contra el Hospital Militar. El caso, por reparto, llegó al despacho del entonces magistrado Vargas Bautista. Este aceptó el estudio del proceso y no se declaró impedido ante la evidente cercanía con la representante de los peticionarios.

Año y medio después, el exfuncionario condenó a la institución médica y asistencial a pagar 25 mil millones de pesos. Por esta actuación, presuntamente, los favorecidos le entregarían al magistrado el 25% del valor reconocido en el fallo.

En el segundo evento, fue condenada la Superintendencia de Sociedades a pagar 506 millones de pesos a un particular y 29.890 millones de pesos a una sociedad agrícola. Aquí, la abogada Eslava Montes fue asesora de los demandantes.

Por emitir estas sentencias, Vargas Bautista habría recibido un automóvil Mercedes Benz y un apartamento en Mosquera (Cundinamarca).

En 2019, el hoy procesado fue imputado por los delitos de concierto para delinquir, prevaricato y cohecho. En su momento se presentó evidencia de que comprometió sus decisiones y falló contra el Hospital de Ubaté (Cundinamarca); y la Empresa de Acueducto de Bogotá, en una pretensión por un predio en el Humedal Jaboque.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Por narcotráfico, capturados con fines de extradición funcionarios de migración Colombia

Next Post

Procuraduría investiga muerte de Javier Ordoñez con pistola taser en operativo policial

Related Posts

Según Farc, el gobierno Duque sigue haciendo trizas el acuerdo de paz

Hay que resaltar que, en marzo pasado, en el informe anual sobre la situación de derechos humanos en Colombia, la oficina del alto comisionado y el secretario general de las Naciones Unidas, subrayaron con preocupación que luego de la firma del acuerdo de paz hayan sido asesinado 85 excombatientes de las Farc. Hoy, la cifra ha aumentado en casi 90 asesinatos y la Misión de Verificación de la ONU sigue haciendo el mismo llamando: “Estas situaciones generan un serio riesgo para la estabilidad del proceso de paz, lo que ha llevado a algunos excombatientes a abandonarlo”, sentenció el informe.
Leer Más
A %d blogueros les gusta esto: