Ocho personas murieron y 41 más resultaron heridas en la mañana de este jueves 17 de enero luego de que estallara un carro-bomba en las instalaciones de la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, ubicada en la calle 45A sur con carrera 47A, en Bogotá, la capital colombiana, según informó el Ministerio de Defensa.

Fuentes de la Policía Nacional indicaron que el vehículo ingresó a gran velocidad y de manera violenta a la escuela de cadetes, ignorando los llamados de pare, por lo que la guardia disparó al automotor, que al parecer era guiado por un hombre que se inmoló, aunque otras versiones apuntan a que se trataba de un robot el que iba al frente del carro y una más que fue controlado a control remoto. En el lugar se realizaba una ceremonia de graduación de algunos estudiantes.

Entre los heridos se encuentran estudiantes de otros países, como Panamá y Ecuador. Los lesionados fueron remitidos a diferentes centros médicos, entre ellos el hospital Tunal, Poliolaya, hospital de Kennedy y el hospital de la Policía.

Ofrecemos disculpas por las fuertes imágenes que contienen estos videos. Si usted es demasiado sensible, por favor no los observe. 

El presidente Iván Duque dijo en su cuenta de Twitter que en este momento se encuentra de regreso a la capital en compañía de toda la Cúpula Militar “ante el miserable acto terrorista cometido en la Escuela General Santander contra nuestros policías. El mandatario de los colombianos se encontraba en Quibdó, capital de Chocó, donde realizaría un Consejo de Seguridad que tenía previsto y que tuvo que ser aplazado.

“He dado órdenes a la Fuerza Pública para determinar los autores de este ataque y llevarlos a la justicia. Todos los Colombianos rechazamos el terrorismo y estamos unidos para enfrentarlo”, señaló el presidente Duque.

Todas las vías que dan acceso al lugar en el que ocurrieron los hechos fueron cerradas. Hasta el momento ningún grupo se atribuido la autoría del atentado.