Extinción de dominio se aplicaría a bienes de tres extraditables de la Oficina

Foto Fiscalía General de la Nación

En desarrollo de las acciones de priorización para afectar los recursos y las economías ilícitas que nutren las estructuras criminales, la Fiscalía, a través de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, en un trabajo articulado con la Dirección de la Policía Antinarcóticos (Dirán), entre el 8 y el 11 de septiembre último, adelantó un operativo de ocupación de bienes de tres presuntos integrantes del Grupo Delincuencial Organizado (GDO) La Oficina.

Estas propiedades fueron identificadas como parte del patrimonio ilícito presuntamente constituido por Carlos Alberto Salazar Lotero, alias Eliécer; Frank Hernán Álvarez Espinal, alias Tarzán; y Rubén Darío Torres León, alias Peli o Max Cross -personas requeridas en extradición por diferentes Cortes de Estados Unidos- para responder por cargos de narcotráfico, conductas ejecutadas hacia Centro y Norteamérica.

En el trámite para la extinción del derecho de dominio, la Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo sobre 555 bienes, entre los que se cuentan 40 inmuebles urbanos, 12 predios rurales, 3 sociedades, 4 establecimientos comerciales, 11 vehículos y 473 semovientes, avaluados en $30.864’880.000.

Los bienes están ubicados en los municipios de Yondó (Antioquia); Apía, Santuario, Santa Rosa de Cabal, Dosquebradas y Pereira (Risaralda); Victoria y Viterbo (Caldas); Ulloa (Valle del Cauca), Piedecuesta (Santander) y Garzón (Huila).

Se pudo establecer que el GDO La Oficina es una organización transnacional dedicada al tráfico de estupefacientes que, entre 2013 y 2019, fue responsable de transportar grandes cantidades de heroína de Colombia a México, para ser enviada finalmente a los Estados Unidos para su comercialización y distribución. Luego, las utilidades provenientes de la venta de narcóticos fueron transportadas desde el país norteamericano hacia Colombia.

Cabe recordar que a esta estructura igualmente pertenecían los hermanos Juan Andrés y Alirio de Jesús Flórez Oquendo, jefes del tráfico de heroína en Antioquia, capturados en ese departamento y extraditados a Estados Unidos en el año 2017.

Por otra parte, en el caso de Torres León se evidenció que sería una de las fuentes de suministro de cocaína y heroína de la organización que delinquía en Colombia, quien, junto con otras personas, al parecer transportaba las sustancias ilícitas a Estados Unidos, para su distribución en ciudades a lo largo y ancho de la Costa Este, y las utilidades generadas de la comercialización de los alcaloides eran transportadas desde Estados Unidos a Guatemala, Costa Rica, México y finalmente Colombia.

Como resultado de las investigaciones, se estableció la presunta procedencia ilícita de los bienes que le fueron afectados a alias Peli o Max Cross con medidas cautelares, así: 2 inmuebles urbanos, 2 rurales, 6 vehículos, 1 sociedad y un establecimiento de comercio ubicados en Medellín, Heliconia, Itagüí y Santuario (Antioquia), avaluados en $3.350’000.000.

Todos los bienes ocupados en las diligencias tienen un valor comercial total de $34.214’880.000 y fueron puestos a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Los tres procesados permanecen privados de la libertad en la cárcel La Picota a la espera de su extradición.

Total
6
Shares
Previous Post

Hallaron a las 10 personas reportadas como desaparecidas durante protestas

Next Post

Firman pacto para fortalecer medios de comunicación locales y regionales en pandemia

Related Posts