Familiares de desaparecidos se unen para la búsqueda de sus parientes en El Salvador

Familiares y amigos de personas desaparecidas, denominado “Bloque de Búsqueda de personas Desaparecidas en El Salvador”, se manifiestan afuera del Instituto de Medicina Legal, hoy, en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura
Compartir:

San Salvador, 17 de febrero de 2022 – Un grupo de familiares de personas desaparecidas a causa de la violencia en El Salvador lanzaron este jueves una iniciativa para la búsqueda de sus parientes a “falta de respuestas y acciones por parte de las autoridades correspondientes para dar con el paradero de las víctimas”.

Se trata del denominado “Bloque de Búsqueda de personas Desaparecidas en El Salvador”, integrado por familiares, amigos y personas solidarias, según se informó en una conferencia de prensa.

Ana Miriam Elizondo, una madre cuyo hijo desapareció en el 2011 y que hasta el momento se desconoce su paradero, manifestó que “los familiares que nos encontramos en la búsqueda de personas desaparecidas nos enfrentamos a la indiferencia de las autoridades, quienes en muchas ocasiones nos discriminan e estigmatizan por los lugares de procedencia (donde residen)”.

Elizondo, quien es parte de dicho bloque, indicó que las acciones de búsqueda “son responsabilidad de las autoridades, quienes deben emprenderlas de manera pronta con el fin de encontrar con vida a las personas desaparecidas y sancionar a los responsables, garantizando el derecho a la verdad y a la justicia para que los hechos no se repitan con impunidad”.

Familiares y amigos de personas desaparecidas, denominado “Bloque de Búsqueda de personas Desaparecidas en El Salvador”, se manifiestan afuera del Instituto de Medicina Legal, hoy, en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura

“Mi hijo Josué desapareció el 4 de julio de 2011 en Santa Ana (…) a mi hijo lo busco en todo el país y fuera del país porque uno no sabe qué rumbo le han dado”, dijo la mujer.

La iniciativa es apoyada por diversas organizaciones no gubernamentales, como Cristosal y la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad).

La abogada Zaira Navas, de Cristosal, señaló a la prensa que “están presenciando ahora un esfuerzo muy grande, muy humano de las víctimas que se han organizado para la búsqueda de sus familiares y es un llamado fuerte a las autoridades a cumplir con sus deberes estatales de investigar”.

Apuntó que las autoridades también tienen “el deber de informar sobre el paradero, sobre los avances de la búsqueda directamente a las familiares, a la prensa y a la población deben decirles qué estrategias, qué políticas, qué mecanismos están siguiendo para la búsqueda, para la atención a las familias y determinar quienes son los responsables”.

Israel Ticas, uno de los forenses más reconocidos en el país y que trabaja para la Fiscalía, ha señalado en diferentes ocasiones que si una persona pasa más de ocho días desaparecida existe una alta probabilidad de que haya sido asesinada y enterrada en un cementerio clandestino.

PIDEN INFORMACIÓN EN MEDICINA LEGAL

Los familiares se trasladaron este jueves a la sede de Instituto de Medicina Legal (IML) para pedir información sobre los 26 cadáveres que fueron encontrados en una fosa clandestina ubicada en el municipio de Nuevo Cuscatlán, a unos 12 kilómetros de la capital San Salvador.

De las 26 víctimas localizadas en el lugar, las autoridades únicamente han identificado públicamente a los hermanos Karen y Eduardo Guerrero Toledo y a la futbolista Jimena Ramírez, cuyas desapariciones consternaron a los salvadoreños.

Una mujer sostiene una imagen de un joven desaparecido durante una manifestación de familiares y amigos, denominado “Bloque de Búsqueda de personas Desaparecidas en El Salvador”, afuera del Instituto de Medicina Legal, hoy, en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura

Las personas se movilizaron en el denominado “autobús de la esperanza”, el automotor en el que los familiares se transportaran para buscar a sus parientes.

El autobús ha sido tapizado de fotografías de personas desaparecidas, en su mayoría jóvenes.

EFE

Compartir:
Total
10
Shares