Cincuenta familias de 23 veredas del municipio de San Rafael podrán mejorar su producción panelera con las dotaciones agropecuarias que recibieron por parte de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Los beneficiados con herramientas agrícolas, fertilizantes, bombas de fumigación, abonos, carretillas hacen parte de aproximadamente 2.700 hogares que han retornado a este municipio antioqueño luego de sufrir el desplazamiento forzado.

Las familias que cultivan caña de azúcar y trabajan en trapiches habitan en las Veredas El Guadual, Dantas, Puente Tierra, El Chico, Las Divisas, El Ingenio, La Mesa, El Topacio, Piedras Arriba, El Gólgota, La Cumbre, Tesorito, El Brazil, La Iraca, Camas, Balsas, Danticas, El diamante, Playas Cardal, La Florida y San Agustín.

San Rafael es uno de los 15 municipios antioqueños focalizados con planes de retornos y reubicaciones donde se implementan estos proyectos entre 2019 y el próximo año, con una inversión de 3.028 millones de pesos.

En el oriente antioqueño se benefician con proyectos agropecuarios, dotación de escuelas, centros de salud, salones comunales y otras obras de infraestructura social las víctimas retornadas o reubicadas de los municipios de Abejorral, Carmen de Viboral, San Carlos y San Rafael.

“Con estos proyectos seguimos avanzando en la recuperación del tejido social y fortaleciendo la infraestructura comunitaria para que permanezcan en sus tierras con mejores condiciones de vida y productividad, lo que también le apunta a las garantías de no repetición de los hechos victimizantes”, indicó Wilson Córdoba Mena, director de la Unidad para la Reparación a las Víctimas en Antioquia.

Estos Esquemas Especiales de Acompañamiento Comunitarios se entregan este año en 107 municipios de 25 departamentos con una inversión cercana a los 42 mil millones de pesos. Las primeras víctimas beneficiadas con dotaciones mobiliarias y tecnológicas para escuelas, centros de salud, salones comunales y otras obras de infraestructura social retornaron o se reubicaron en Abejorral, Concordia, Carepa, Cáceres, Puerto Berrío, El Carmen de Viboral y Urrao.

Se enfocan en las líneas de inversión sobre los 8 derechos para la superación de vulnerabilidad causada por el desplazamiento forzado: salud, educación, identificación, vivienda, generación de ingresos, atención psicosocial, reunificación familiar y alimentación.

Casi 275 mil familias desplazadas por el conflicto armado volvieron a sus territorios de origen o se reubicaron en otras zonas de Colombia conflicto (56.129 en Antioquia) con el apoyo de la Unidad para las Víctimas.