ActualidadApunte urbanoInternacionalNacional

Fiscalía desmanteló organización que enviaba cocaína a EE. UU., España y Suramérica

Luego de dos años de investigación, la Fiscalía General de la Nación desmanteló una estructura delincuencial dedicada al tráfico de cocaína por medio de correos humanos hacia Estados Unidos, España, Ecuador y Chile.

En la acción judicial adelantada en los departamentos de Antioquia y Atlántico, fueron capturados 7 presuntos delincuentes, entre ellos su cabecilla Álvaro de Jesús Toro Granados, alias el Ruso, a quien se le incautaron 2 kilos de cocaína. Alias el Ruso ya estuvo preso en Estados Unidos por narcotráfico.

De acuerdo con la investigación, el Grupo Delincuencial Organizado (GDO) La Unión, ubicaba colombianos y extranjeros en diferentes lugares del país para que funcionaran como correos humanos y llevaran el alcaloide en maletas de doble fondo o en suelas de zapatos, y les entregaban sumas considerables de dólares o euros para su desplazamiento al extranjero.

Se estableció que, a través de un complejo procedimiento químico, la cocaína se mezclaba para fabricar láminas de acrílico o plástico que luego se adherían a las paredes o fondos de los equipajes. Para engañar a los caninos antinarcóticos, las láminas se impregnaban con líquidos y materiales utilizados en procesos odontológicos.

Gracias a la coordinación de la Fiscalía General de la Nación y de la Policía española, el 19 de enero de 2017, en Tarragona, España, fue desmantelado un laboratorio para la transformación de cocaína y se incautaron 13 kilos del alcaloide camuflados en tierra abonada. En la acción fueron detenidos 5 colombianos y confiscados 50 kilos de precursores químicos.

La Fiscalía determinó mediante interceptaciones que el montaje del laboratorio se hizo desde Medellín por medio de una tutoría telefónica, en la que un experto colombiano dio instrucciones a miembros de la organización residentes en España para revertir el proceso químico y extraer la cocaína de alta pureza que estaba camuflada en las láminas de las maletas.

También se estableció que una colombiana con doble nacionalidad y residente en España, era la encargada de invitar a otras mujeres utilizadas como correos humanos, con el pretexto de trabajar en un bar de su propiedad. A varias de las viajeras se les cambiaba la maleta para que viajaran bajo una modalidad conocida como “gancho ciego”.

Las mismas interceptaciones realizadas por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación, permitieron a las autoridades aeroportuarias de Rionegro, Antioquia, la captura de tres personas que pretendían sacar hacia España y Estados Unidos, un total de 6 kilos de cocaína en maletas de doble fondo, entre marzo y junio de 2017.

A uno de los capturados le fue cambiado su equipaje con la presunta complicidad de un taxista, quien le dañó la maleta con ácido de batería y luego le prestó otra, acondicionada con 2 kilos de clorhidrato de cocaína.

El 20 de agosto de 2017, en Tulcán, Ecuador, fue capturado Julio César Bedoya Flórez, quien pretendía llevar por vía terrestre a Chile más de 2 kilos de cocaína en una maleta debidamente preparada para el ilícito. El capturado es hermano de Jhon Fredy Bedoya Flórez, Alias Juanjo, uno de los presuntos cabecillas del grupo ilegal capturado en las últimas horas.

Entre los aprehendidos por orden judicial figuran también un ciudadano de República Dominicana, quien al parecer contactaba mujeres extranjeras para sacar la droga del país, así como una madre comunitaria del ICBF que habría utilizado el inmueble donde laboraba para guardar las maletas cargadas con el alcaloide o para hacer las reuniones con los traficantes.

Vehículos por marihuana
Las labores investigativas permitieron establecer que la organización también controlaba la distribución de marihuana en los municipios antioqueños de Itagüí, Caldas y La Estrella, así como en varios barrios del sur de Medellín y que además recibían automotores y motocicletas como parte de pago por el alcaloide.

En tres operativos conjuntos adelantados por la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, entre mayo y junio de 2017, fueron incautados 144 kilos de marihuana en Medellín e Itagüí. La marihuana habría sido pagada con una volqueta a narcotraficantes procedentes del norte del departamento del Cauca.

Además de la marihuana, fue incautada una pistola calibre 9 milímetros, municiones para la misma, una granada de aturdimiento y dinero en efectivo producto de la venta.
La investigación determinó también que los presuntos delincuentes no sólo se dedicaban a la comercialización de estupefacientes sino también al cobro de deudas mediante la utilización de amenazas.

Así, la Fiscalía logró evitar que un ciudadano del Eje Cafetero fuera asesinado por reclamar el pago de 74 millones de pesos que había entregado a un intermediario como pago de un lote de criptomonedas. El vendedor se negó a devolver el dinero y contactó los miembros de la banda para que dieran muerte al reclamante, pero los investigadores del CTI dieron aviso oportuno a la víctima y frustraron el atentado.

Los siete capturados serán imputados por los siguientes delitos:
-Concierto para delinquir con fines de narcotráfico agravado.
-Tráfico de estupefacientes.
-Destinación ilícita de inmuebles.
-Tentativa de extorsión.
-Constreñimiento ilegal.
-Fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de defensa personal.

Con estas siete capturas, ya son 18 las personas de la misma estructura criminal que están privadas de la libertad.

Comment here