Fiscalía entregó restos óseos de víctimas del conflicto; Unidad de Víctimas les brindó atención sicosocial

66
Compartir Noticia

Los féretros están alineados uno junto al otro y al frente se sientan los parientes que asisten a la ceremonia de entrega digna de restos óseos en la Fiscalía en Medellín. El momento de cerrar el duelo ha llegado para las familias de estas 11 víctimas del conflicto armado asesinadas y luego desaparecidas.

La angustia que se prolongó por 13 años sin conocer el paradero de Alirio Antonio Gallego Herrera, y el momento doloroso de este duelo familiar por su desaparición forzada, encontró alivio con la orientación del equipo psicosocial de la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas.

“Fueron 13 años esperando siempre con la incertidumbre, esperando saber qué paso y cómo fue que a mi hermano le pasó esto, una persona juiciosa, trabajadora, que veía por mis padres”, relata Ana, su hermana. Y destacó que “nos prepararon para recibir esta noticia y hacer un duelo para recordarlo bien y perdonarnos con esa persona que se fue”.

Este hombre tenía 45 años cuando desapareció el 28 de diciembre de 2004 en Medellín sin dejar rastro. Fue hallado en el cementerio de Rionegro, donde tras su asesinato fue sepultado como NN (sin identificar).

Los restos de los 11 hombres fueron exhumados por la Fiscalía en las regiones del Urabá, norte y oriente de Antioquia y corresponden a víctimas de homicidio y desaparición forzada desde 1995 por parte de guerrillas, grupos de autodefensas y ejecuciones extrajudiciales de la fuerza pública.

Durante los dos días previos a la ceremonia de entrega digna de restos, las 11 participaron en ejercicios sicosociales para fortalecerse ante el difícil momento de recibir el ataúd con sus restos y continuar con el sepelio en cementerios locales.

Gracias a ese trabajo, la madre y hermanos de Alirio hicieron el duelo y rescataron la memoria de ese ser querido, a quien recuerdan como un hombre muy familiar, decorador de profesión y aficionado al fútbol. Así lo reconoce María, la madre de esta víctima: “Aunque es muy doloroso esto, nos tranquilizaron, fuimos bien atendidos y con unas cartas que hicimos para recordarlo nos llenamos de fortaleza”.

Ruta de reparación a seguir
Según Jorge Mario Álzate Maldonado, director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas en Antioquia, además de “la atención sicosocial para cerrar un duelo familiar, a las familias de estas víctimas de desaparición forzada se las orienta sobre la ruta de reparación integral que sigue para ellas para que puedan acceder a otras medidas, como la indemnización económica y la demás oferta del Estado”.

En articulación con la Fiscalía, Unidad para la Reparación a las Víctimas también se encarga de cofinanciar la logística y los gastos pagos de transporte, alimentación y estadía en Medellín de las familias, así como de los sepelios.

Según la Fiscalía, en todo el país se han exhumado 7.056 restos óseos humanos, la mayoría víctimas del conflicto armado, de los cuales han sido entregados a sus familias 3.642.

Desde la expedición de la Ley de Víctimas, se brindó atención sicosocial y se aportaron recursos para las ceremonias de entrega de restos óseos a más de 2 mil familias con víctimas de desaparición forzada y homicidio en el país. Y más de 2.150 familiares de desaparecidos en el conflicto han participado en la Estrategia de Recuperación Emocional.

Desde el 2012 han sido indemnizadas en Antioquia más de 10 mil familiares de víctimas de desaparición forzada, con recursos por más de 51 mil millones de pesos.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here