Este martes 11 de junio, en horas de la noche, sicarios motorizados dispararon en diferentes oportunidades contra el periodista José Libardo Montenegro, de 40 años, cuando este se trasladaba a su vivienda en el municipio de Samaniego, departamento de Nariño.

Leobar Ibarra Fernández, director del programa Nuestro Sur Televisión, amigo y colega de José Libardo, estuvo en horas de la mañana conversando con él. Hablaron sobre la violencia que arrecia en su municipio y en el departamento en general, por lo que propusieron realizar una jornada por la paz y la defensa de la vida. Actividad que se cumpliría en la capital, Pasto, este viernes 14 de junio.

Precisamente esa imparable violencia cobró la vida de otro ciudadano: Víctor Fernando Corrales Girón, un joven llegado de Tuluá, Valle, y quien trabajaba como mecánico. Sicarios motorizados lo balearon en horas de la mañana.

Libardo Montenegro era locutor de la emisora local Samaniego Estéreo, en la que dirigía un programa informativo matinal y por 20 años ejerció como periodista. La gerente de la emisora, Rosa Guevara, afirmó que Libardo “tenía su noticiero en la mañana, sus musicales radiales. A la hora de la verdad le gustaba bastante la locución”.

Allegados aseguraron que muy seguramente, las razones del ataque criminal estarían ligadas a sus denuncias sobre los malos manejos en el centro médico de la localidad, razón por la cual habría recibido amenazas de muerte. Las autoridades no se han pronunciado sobre el caso.

La Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, rechazó el asesinato del periodista Montenegro e hizo un llamado a las autoridades para que se investiguen los hechos y se sancione a los responsables.

Asimismo, la Fundación solicitó a la Fiscalía General de la Nación que tenga como hipótesis de la investigación sobre los móviles del crimen el desarrollo de su labor periodística. La FLIP se solidarizó con los familiares y colegas de Montenegro.