Francia sorprende en la Eurocopa: semifinalista con solo tres goles a favor

253
El seleccionador de Francia, Didier Deschamps, durante un entrenamiento que el equipo francés ha realizado en Paderborn (Alemania). EFE/Alberto Estévez

Dortmund (Alemania), 7 julio de 2024.- Cuestionada por su falta de eficacia ofensiva, con 89 remates para un solo gol de penalti más dos en propia portería, la selección de Francia también es histórica en la Eurocopa 2024 porque es la única que se ha presentado en unas semifinales bajo el formato de la fase de grupos con un bagaje tan pobre de tantos a favor, antes de enfrentarse el próximo martes a España en Múnich.

No hay ejemplo igual en el recorrido por las ediciones anteriores del torneo continental, como lo ocurrido con la selección de Didier Deschamps, que ha ido superando etapas con dos victorias por la mínima (en la primera jornada por 0-1 ante Austria, con la diana en propia portería de Maximiliam Wöber, y en octavos de final ante Bélgica, con el rebote en Jan Vertonghen) y tres empates, dos de ellos a cero.

Así ocurrió en la segunda cita contra Países Bajos y en los cuartos de final contra Portugal, cuando su destreza en los penaltis y el fallo de Joao Félix lanzaron al conjunto francés a las semifinales.

Su otra igualada fue a uno ante Polonia, en la cita final de la fase de grupos, con el único tanto de penalti de Kylian Mbappé.

También recibió entonces su único gol en contra en esta edición del torneo, por medio de Robert Lewandowski en una pena máxima.

Porque a su improductividad ofensiva contrapone su rendimiento defensivo, con sólo ese gol recibido por el imponente momento del portero Mike Maignan. Es el equipo más firme en ese sentido de la Eurocopa 2024, aunque su recorrido no es de récord. Lo supera Inglaterra en 2021, cuando alcanzó esta ronda aún imbatido.

Y lo igualan las selecciones de Alemania en 2016 y 1998 y la de España en 2012, cuando se proclamó campeona continental en Ucrania y Polonia. Las tres llegaron a semifinales, igual que Francia, con nada más un gol en contra.

En los Mundiales sólo hay cinco ejemplos: Francia en 1998, Alemania en 2002, Italia y Portugal en 2006 y Marruecos en 2022.

EFE