“Fundió el patriotismo con el matoneo”

Compartir:

19galer01a001_big_tp

Tomada de la web.

En las escuelas, en las esquinas del barrio y en las cárceles, quien manda la parada es aquel que se impone por la fuerza. El cine y la literatura han dado buena cuenta de estos liderazgos. En una de sus novelas más entrañables, La ciudad y los perros, Mario Vargas Llosa nos ofreció hace 50 años la trama de un colegio militar que parecía una penitenciaría. El encanto de la matonería http://bit.ly/1q5KvoR vía @ELTIEMPO

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Esperemos que no suceda lo mismo que en la Loma San Cristóbal, sólo promesas incumplidas

Next Post

“La campaña pedía información de La Habana para poder opacar el proceso”

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: