Gobernador boliviano detenido no declara y ratifica que fue secuestrado

El gobernador de la región boliviana de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho (c), ingresa junto a policías vestidos de civiles a las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc), el 28 de diciembre de 2022 en La Paz (Bolivia). EFE/Javier Mamani
Compartir:

La Paz, 29 de diciembre de 2022.- El gobernador del departamento boliviano de Santa Cruz y líder opositor, Luis Fernando Camacho, se abstuvo de declarar en el proceso judicial llamado “golpe de Estado I”, por la crisis boliviana de 2019, y ratificó que su aprehensión fue un “arbitrario y violento secuestro”.

“Al no creer en la justicia boliviana y con la finalidad de que la declaración no sea distorsionada para buscar incriminar a alguien más prefiero defenderme por escrito”, aseguró Camacho citado este jueves en un comunicado de la Gobernación de Santa Cruz.

La Policía Boliviana arrestó a Camacho pasado el medio día de este miércoles, cuando la autoridad regional llegaba a su vivienda y efectuó un operativo para asegurar su traslado desde la oriental Santa Cruz a La Paz, en el occidente del país.

Al final de la tarde, el gobernador cruceño llegó a las dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en La Paz, donde por “más de tres horas” se instaló un acto jurídico en el que Camacho “se acogió al derecho de guardar silencio en su declaración informativa”.

Sin embargo, el gobernador del departamento de Santa Cruz afirmó que la Policía lo aprehendió “de manera violenta” para afrontar una denuncia que “carece de coherencia, credibilidad y verdad”.

“Dije siempre que donde me citen a declarar asistiría, porque no tengo nada que esconder”, aseveró.

El caso “golpe de Estado I” corresponde a una denuncia que señala que se cometió el delito de terrorismo durante la crisis de 2019, a raíz de las fallidas elecciones presidenciales de ese año señaladas de fraudulentas y que derivaron en la renuncia de Evo Morales, quien denunció un “golpe de Estado” en su contra.

Pese a que Camacho fue el principal denunciado en ese caso que inició hace dos años, no fue hasta este miércoles que la Policía ejecutó la aprehensión y su traslado hasta la ciudad de La Paz, sede del Ejecutivo y Parlamento.

Al respecto, Camacho mencionó sentirse “orgulloso” por haber “formado parte de la lucha más grande de la historia de Bolivia”, en referencia a las movilizaciones que cuestionaron los comicios de 2019 y después pidieron la renuncia de Morales.

El gobernador cruceño también cuestionó algunos procedimientos durante su detención como la falta de la grabación de su testimonio así como la presentación de documentos que acreditan que tiene trabajo y domicilio.

La detención de Camacho ha provocado varios disturbios y enfrentamientos entre sus partidarios con la Policía en Santa Cruz, en los que las fuerzas del orden utilizaron gases lacrimógenos mientras que los manifestantes usaron petardos.

Esos hechos han derivado en algunos destrozos, como la quema de las oficinas de la Fiscalía Departamental de Santa Cruz, el Palacio de Justicia y otras oficinas estatales del nivel nacional, así como bloqueos en algunas carreteras en las que se pide la libertad del gobernador.

EFE

Compartir:
Total
0
Shares