Análisis de recientes operaciones multifuerzas de inteligencia confirmaron que dos de las 12 personas secuestradas por el Eln aún están con vida. Se trataría de Diana María Toro Vélez y Fredy Arlendy Rangel Cardona, una comerciante y un conductor que desde el año pasado están en poder de ese grupo ilegal y por quienes están pidiendo millonarios rescates.

La información se conoce en medio de la supuesta tregua unilateral de Semana Santa, ‘decretada’ por esa guerrilla desde el domingo pasado, a las cero horas, calificada como “un engaño” por el comandante del Ejército, general Nicanor Martínez.

Aunque no es claro el estado de salud de los secuestrados, fuentes oficiales les confirmaron a reporteros de este diario que hay evidencia de que tanto Toro Vélez como Rangel Cardona han logrado sobrevivir a las duras condiciones de su cautiverio.

De hecho, se logró confirmar que Diana María Toro, secuestrada desde el 27 de septiembre pasado, está en poder del frente ‘Manuel Hernández el Boche’, que pide por dejarla libre más de 2.000 millones de pesos. Incluso, se reveló que su rapto fue ejecutado por un grupo de delincuentes comunes, que operan en Amagá, Antioquia, y que posteriormente la entregaron al Eln, que hasta ahora no ha admitido ninguno de los casos.

El frente que está negociando su liberación lo comanda alias Colacho, un curtido guerrillero que también controla rutas de narcotráfico y cultivos de coca.

En cuanto a Fredy Arlendy Rangel, secuestrado desde el pasado 24 de julio, se estableció que lo tienen los hombres del frente de guerra Occidental, que han hecho saber que por su liberación se deben pagar más de 100 millones de pesos.

El comandante de esta estructura, una de las más poderosas y mafiosas del Eln, es Ogli Ángel Padilla Romero, alias Fabián, quien a su vez es jefe de ‘Colacho’ y solo le rinde cuentas al llamado hombre fuerte de esta guerrilla: ‘Pablito’.

Libertad inmediata
El Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, confirmó la información sobre los dos secuestrados e insistió en que para retomar los diálogos con esa guerrilla deben cesar de inmediato ese y otros delitos.

“El presidente Iván Duque siempre ha dicho que cualquier espacio de diálogo solo puede darse en la medida en que ese grupo termine definitivamente con el crimen del secuestro”, reiteró Ceballos.

Y agregó: “No solo que entregue a todos los secuestrados, sino que renuncie definitivamente a esa y otras prácticas delictivas. Por eso, como tenemos la certeza de que Diana María y Fredy Arlendy están vivos, le exigimos al Eln su inmediata liberación”.

Sobre las otras 10 personas que el Eln secuestró en diferentes momentos, a partir de 2002, no se tiene ningún tipo de información.

Por eso, la exigencia hecha por el Gobierno es que esa guerrilla revele si aún están con vida. De no ser así, la conminó a que lo informe de inmediato a sus familias y entregue los restos.

Ese listado está conformado por Jaime Darío Pérez Pérez, Diego Fernando Carvajal Mahecha, José María Reiner Bolaños Ordóñez, Edwin Alexánder Guerrero Fiaga, Carlos Cifuentes, Dumar Asdrubal Delgado Ortiz, Marelo Patricio Muñoz Loza, Javier Enrique Alvernia González, Wilmar Cubides Ramírez y Byron Enrique Montenegro Andrade.

“Es importante que también el Eln dé muestras de su voluntad de paz dando a conocer qué ha pasado con estas 10 personas, de quienes no sabemos cuál es su situación”, precisó Ceballos.

Por su parte, la Fiscalía acaba de ordenar la captura de Luz Amanda Pallares, alias Silvana Guerrero, y de Juan de Dios Lizarazo Astroza, ‘Alirio Sepúlveda’, líderes de esa organización ilegal, por su responsabilidad en el atentado que el Eln perpetró en enero pasado contra la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, en el sur de Bogotá.

Pallares y Lizarazo hicieron parte de la mesa de negociación y siguen en el exterior, al igual que la mayoría de negociadores contra quienes el gobierno Duque pidió reactivar las órdenes de captura.

Tomado de El Tiempo