En 2018 se pensionaron 1.500 policías en la capital del Valle del Cauca, pero hasta ahora solo han sido reemplazados 200, según el gobierno municipal. Según los cálculos, hay un déficit de por lo menos 1.300 uniformados en una ciudad que debería tener 7.000 disponibles.

Andrés Villamizar, secretario de seguridad de Cali, explicó que la falta de policías es una de las causas por las que ha crecido el robo a celulares y vehículos en la ciudad. “Es un problema supremamente serio el que padece Cali”, dijo el funcionario.

Villamizar puntualizó que no ven voluntad política de parte del ministro de Defensa, pues lleva al menos un año solicitando el aumento de efectivos de Fuerza Pública en la ciudad. “Nosotros hemos pedido más soldados para el batallón de Policía Militar, pero no hay respuestas para la ciudad”, dijo Villamizar.

De acuerdo con el funcionario ya le hizo la solicitud en persona al presidente Iván Duque desde el pasado diciembre.