Hablan Los Triana: «Nosotros vivimos del microtráfico, vivimos de los «pagadiarios»

1005
Compartir Noticia

RC: Hay un concepto muy interesante que maneja el principal experto de crimen urbano que hay en Medellín, el señor Luis Fernando Quijano, dice que Los Triana son una especie de Suiza; porque Suiza fue un país neutral en la Segunda Guerra Mundial, en una Europa incendiada. ¿Los Triana son, en ese sentido, una banda que utiliza la diplomacia para no meterse con nadie y seguir con sus negocios?

CA: Sí, absolutamente. A Los Triana no nos gusta participar de guerras que no son de nosotros; guerras ajenas, como decimos. Cada quien con su problema, cada loco con su tema, nosotros lo poquito que tenemos, tenemos pa estar bien, ya si nos vienen atacar tenemos que defendernos obviamente, de resto Los Triana no nos metemos en problemas ajenos.

RC: Nos podría mencionar cinco guerras que hayan tenido, desde luego la principal es la de las milicias, pero cinco guerras con bandas…

CA: No, es que son muchas.

RC: Díganos algunas.

CA: Ya ustedes mismos se respondieron ahorita. Tuvimos una con los de Sinaí, en Santa Cruz; tuvimos una con los de la 38; tuvimos otra con los de Cañada Negra; tuvimos otras dos guerras por allá con otros grupos que había en Santa Cruz La Rosa, ahí están las cinco que hemos… que ustedes querían saber que hemos tenido.

RC: Ustedes dicen que no están en el narcotráfico internacional, entonces cuáles son sus principales fuentes de ingreso, nómbrenos cinco fuentes de ingreso en orden jerárquico.

CA: Lo mismo que les respondí ahorita, nosotros vivimos de microtráfico, vivimos de los «pagadiarios», vivimos de la ayuda de la comunidad, vivimos de unas que otras empresas legales que tenemos, cooperativas, de eso vivimos nosotros Los Triana.

RC: ¿Esas empresas legales a que se dedican?

CA: Son cooperativas que nosotros hacemos con la gente del barrio, como… nosotros tenemos una cooperativa que es de aseo barrial, tenemos pelados escobitas que barren las calles y ya la gente el fin de semana da la moneda, y de ahí… esa es una de las empresas legales que tenemos.

RC: Es decir, Los Triana tienen empresas legales.

CA: Sí, y la seguridad que prestamos en nuestros barrios, la comunidad también nos colabora con eso.

MFZG: ¿Cómo recogen esos dineros?

CA: Ah, eso pasan unos pelados cierto día y la gente colabora con lo que quiera colaborar.

RC: ¿Eso no es vacuna para ustedes?

CA: No, eso no es vacuna, porque es que vacuna es obligar a la gente, nosotros no la obligamos, es el que quiera colaborar.

LFQ: ¿Ustedes hacen una oferta de seguridad y a ustedes les pagan por la seguridad?

CA: Digámoslo que sí, pero no se obliga a nadie a pagar, paga el que quiera y de igual manera se le brinda seguridad a toda la comunidad.

RC: Y en la parte social, que es muy importante, porque todos sabemos que el crimen organizado en Medellín llena espacios en los barrios que el Estado no llena; el crimen organizado también dirime cuestiones de controversias que el Estado no regula, ¿ustedes de alguna manera regulan la vida de los barrios? ¿Ustedes creen también que tienen una dimensión social en sus comunidades?

CA: Sí, porque es que mire que nosotros tenemos también barrios donde abunda la pobreza, donde el Gobierno ha dejado mucha gente al olvido, gente que vive en casas que están a bordes de quebradas, gentes que… en familias hay bebés que no tienen con que alimentarlos. Nosotros no les damos mucho, pero a esas familias les colaboramos con unos mercados cada mes y también hay mucha gente que va al médico y no tienen con qué comprar su droga [medicamentos]; le dicen al coordinador de la zona y el coordinador les colabora para que compren la droga, entonces mire que si servimos para la comunidad también.

RC: ¿O sea, que ustedes dan un subsidio social de alguna manera en sus comunidades?

CA: Digámoslo que sí, no a todo el mundo, porque obvio no tenemos para todo el mundo, pero a los más necesitados sí les brindamos un subsidio.

RC: ¿Diría usted que el principal negocio de ustedes es el microtráfico? ¿Es lo que más dinero les produce o es la venta de servicios de seguridad?

CA: No, eso es relativamente, como le dije ahorita, en el microtráfico a veces la Policía también nos tira duro, entonces no es el fuerte de las entradas de nosotros.

RC: Respecto al microtráfico, ¿de qué drogas estamos hablando?, ¿qué drogas distribuyen ustedes?

CA: Marihuana, bazuca, perico, solo eso.

MFZG: ¿Y los distribuyen acá miso en el barrio o en otras partes de la ciudad?

CA: No, solo en los barrios de nosotros.

LFQ: ¿Ustedes en la plazas de vicios permiten que a los niños les vendan droga?

CA: No, esa es una garantía que nosotros les ponemos a los padres de familia del barrio, que los niños de nuestra comunidad no accedan a nuestras plazas de vicios.

LFQ: Si hay una plaza de vicio que le venda drogas a un niño, ¿cuál es la posición de Los Triana?

CA: Entrar, entrar a remediar eso, porque es que el control de las plazas es de nosotros, no de terceros, entonces nosotros, como cada coordinador de su zona, sabe que eso no se puede hacer.

 LFQ: ¿Un coordinador de zona cuántas personas puede estar a cargo de él?

CA: Varía, dependiendo de la zona, porque hay zonas que son más grandes que otras. En una zona normal el coordinador puede tener de 20 a 25 personas al mando de él; como hay zonas que son más grandes y pueden haber hasta 90 trabajadores con 2 coordinadores.

MFZG: Ustedes establecen, por decirlo así, un orden social dentro de los barrios y ahorita nos estaba hablando de unas normas, empezaron por no violar, ¿qué otras reglas tienen dentro de los barrios?

CA: Que la gente se respete como comunidad que somos, no permitimos que el vecino le robe al vecino, que le peguen y todas esas cosas.

MFZG: ¿Y cuando ocurren esas cosas cómo las castigan?

CA: No, eso no se castiga.

MFZG: Entonces cómo ejercen…

CA: Se dialoga.

LFQ: Viene la época decembrina, y a ustedes, me imagino, les toca más actividades que todo el tiempo, porque esto se llena de gente que bebe y todo ese tipo de cosas que multiplican los problemas, ¿cierto? Los problemas entre familias, todo eso, la gente que pone música a altos volúmenes que no dejan dormir a sus vecinos… después de que ya pasa la hora de rumba, ¿ustedes que hacen?

CA: Pues… ya ustedes ven que estamos en barrios populares y de por sí a la gente no le incomoda la bulla, pero cuando hay vecinos que les incomoda, nos llegan las quejas y nosotros simplemente mandamos un trabajador: «Vaya dígale a la vecina que le merme un poquito, que hay tal persona enferma o algo» y ya.

LFQ: ¿Y ahí mismo le baja?

CA: Sí, le merman pero siguen con su rumba sanamente.

RC: En las comunidades, ¿los quieren o les temen?

CA: Nos quieren y nos apoyan, porque nosotros estamos es trabajando por la comunidad y para la comunidad, aquí la comunidad no nos tiene miedo. Nosotros a la comunidad le pedimos un favor y automáticamente nos lo hacen, no por miedo, sino con gusto.

RC: Sus barrios, ¿son barrios seguros?

CA: Seguros.

RC: O sea, ¿usted no permite que haya delincuencia aquí?

CA: No, para eso estamos nosotros, para cuadrar que no haya ningún tipo de delincuencia en nuestros barrios.

RC: ¿Aquí no hay asesinatos? ¿No hay robos?

CA: No.

MFZG: ¿Cómo es la relación de ustedes con la autoridad legal? ¿Con la Policía?

CA: Ahí sí como diríamos vulgarmente, cada quien en su cada cual; los respetamos porque obviamente son la autoridad, pero tampoco dejamos que también se sobrepasen con la autoridad, porque hay veces se sobrepasan.

MFZG: Usted ahorita estaba diciendo: «a veces la Policía nos tira muy duro», ¿cómo es ese a veces nos tira muy duro? ¿Cómo es cuando no les tira duro?

CA: Por eso porque es que esto es un microtrafico, es una plaza de vicio que no es legal, lo digo que nos tiran duro porque nos quitan el plante y toca volver a empezar desde cero.

MFZG: ¿Pero ustedes tienen relaciones con la Policía?

CA: No, para nada, y así nadie se mete con lo de nosotros.

RC: Y con las autoridades políticas, por ejemplo, la Alcaldía de Medellín, tiene una parte que se dedica al trabajo social en las comunidades, ¿ustedes ahí tienen relación con ellos?

CA: No, tampoco, porque mire que, como usted lo dice, y yo eso se lo respondí ahorita, se han olvidado de gran parte de nuestra comunidad, entonces en eso no nos metemos tampoco.

RC: Hay una propuesta de algunos sectores del crimen organizado de Medellín de iniciar un proceso de paz, digamos, acordar con el Gobierno algún tipo de salida pacífica a este problema criminal porque Medellín tiene muchos años lidiando con esto y por la estrategia que ha elegido el Gobierno esto no se acaba. Detienen líderes, a cada rato anuncian la detención de cabecillas, pero el hecho es que las empresas criminales siguen su curso, no se acaban, y con el agravante de que hay mucha violencia en algunos sectores; entonces una salida pacífica como lo que propone, por ejemplo, algún sector de La Oficina, que es fundamentalmente que haya un marco legal y que se puedan acoger a la justicia a cambio de, por ejemplo, rebajas de penas, a cambio también de reparar el daño a las víctimas de las comunidades… ¿a ustedes qué les parece esto? ¿Consideran que una salida pacífica a este fenómeno a ustedes les convendría?

CA: Sí nos convendría y también nos gustaría participar, pero si nos brindan unos beneficios para nuestra comunidad, porque no sirve de nada que nosotros entremos a un plan de paz y las autoridades y el Gobierno se olviden otra vez de nuestro barrios y pase lo que no queremos: homicidios, hurtos, violaciones, extorsiones… Entonces, si el Gobierno nos brinda unos buenos beneficios, sí estaríamos dispuestos a entrar.

RC: ¿A un proceso de paz?

CA: Sí.

RC: Porque me imagino que llevar una vida en la que ustedes tienen que estar prácticamente clandestinos 24 horas no debe ser nada fácil, ¿no?

CA: No es nada fácil, pero ya nosotros nos las damos para hacer de nuestras vidas también algo agradables y nos interesa, como le digo, que la comunidad esté bien, esté tranquila.

LFQ: ¿Cuántos años lleva usted en Los Triana?

CA: 17.

LFQ: Me imagino que los que están acá pueden llevar 8, 10, 15.

CA: No, todos llevamos más de diez pa arriba

LFQ: Le quiero pedir un favor, envíele un mensaje a los alcaldes del Valle de Aburrá; un mensaje al gobernador de Antioquia, al presidente; un mensaje de Los Triana sobre qué piensan ustedes qué pasa con estas comunidades; qué quieren ustedes que ellos hagan.

CA: Mi mensaje sería que no se olviden de estas comunidades vulnerables de la ciudad de Medellín; que si ellos le ofrecen mejores modos de vida a las comunidades, muchos grupos estaríamos dispuestos a negociar con ellos para que se acabe toda esta guerra con Medellín y en Antioquia, pero ellos prometen y después se olvidan de las personas. Ese sería mi mensaje.

RC: O sea, ¿usted estaría dispuesto a acogerse a la Justicia a cambio de una rebaja de penas, por ejemplo?

CA: Sí, como se lo dije, sí estaríamos dispuestos, pero que nos brinden unos buenos beneficios.

RC: ¿A la comunidad?

CA: Para nosotros y para la comunidad donde nosotros pertenecemos.

RC: Puede ser un proceso de paz como el que hicieron con las FARC, que por un lado, le dieron una salida legal y por otro le dieron inversión social para capacitar a los exguerrilleros para que se incorporen a la vida productiva. ¿De eso estamos hablando?

CA: Y también que generen empleo. Porque es que eso es lo que pasa, porque no hay empleo, entonces la gente cómo se va dejar morir de hambre.

RC: ¿El crimen responde a la pobreza?

CA: Sí, porque es que si usted va a una empresa y le niegan un empleo porque tiene un tatuaje o es algo o tiene un antecedente, ¿qué le toca a la persona?, volver a delinquir.

MFZG: Usted ahorita estaba diciendo que estarían dispuestos a firmar un pacto de paz porque quiere una mejor vida. ¿La vida que usted tiene en este momento no le gusta o por qué lo dice?

CA: No es que no me guste, sino que lo hablo en general de toda la comunidad; a mí la vida que yo llevo sí me gusta pero también estoy dispuesto a negociar. Yo hablo es por mi comunidad, porque qué me gano yo, con que nosotros nos desmovilicemos o entremos a un proceso de paz los de la organización y ya entre otro grupo y la comunidad que nosotros tanto cuidamos, nosotros ver que ya están haciendo otras personas mal y ya nosotros desarmados, tener que quedarnos con las manos cruzadas, no haríamos nada.

LFQ: Elkin Triana Bustos, considerado jefe y fundador de los Triana, queda libre y lo vuelven a capturar. ¿Cómo les afectó a ustedes? Si ustedes mismos dicen que este señor estaba lejos de todo, ¿cómo asimilan esa situación ustedes?

CA: Fue un espejo más para la vida de nosotros.

LFQ: Dejando la vida de la jefatura Triana.

CA: Sí, sí. Él, cuando estaba en la cárcel, nos mandó a decir que él no quería delinquir más, que él ya quería vivir su vida, que ya estaba cansado de todo, de correr, de huir, de estar en unas cárceles… ¿Y para que le sirvió eso?

LFQ: ¿Él se despidió de Los Triana y les dijo «yo me voy»?

CA: Sí.

LFQ: ¿Y ustedes lo dejaron ir?

CA: Pues, tocaba; él era el líder en ese entonces y si él quería cambiar se le respetaba su decisión, pero de nada le sirvió porque mire donde lo tienen hoy otra vez.

Video de la tercera parte de la entrevista a la banda criminal de Los Triana

Temas relacionados

Hablan Los Triana: «Con toda la comunidad que nos apoya, sí podríamos ser 2000 miembros»

«No somos de la Oficina de Envigado, nunca lo hemos sido, somos Los Triana»

Los Triana, 38 años de vida delictiva

 

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here