¿Habló alias Tom con la DEA?

96
Compartir Noticia

Medellín amaneció hoy jueves confundida. La publicación en exclusiva de Blu Radio que revela “Las conversaciones de alias ‘Tom’ con la DEA”, generó conmoción no solo entre la dirigencia política, sino en el bajo mundo, pues «el objetivo de las conversaciones es que alias “Tom” revele nombres de otros cabecillas de La Oficina involucrados en narcotráfico con el fin de que las autoridades americanas los pidan en extradición». Esto sería una victoria temprana del alcalde Federico Gutiérrez en su confrontación contra el crimen en la que, además, ha recibido el apoyo de Claudia Carrasquilla, directora Nacional contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General de la Nación y del presidente Iván Duque.

¿Qué habría detrás de tales acercamientos? Vamos a explicar por partes.

La Agencia de Prensa Análisis Urbano consultó a diversas fuentes, entre ellas abogados y conocedores del tema de los acercamientos entre las estructuras del crimen y la Fiscalía General de la Nación, quienes reconocieron que sí ha habido reuniones en la cárcel La Picota entre Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom o Carlos Chata, jefe de La Oficina del Valle de Aburrá —antes de Envigado— hasta diciembre de 2017 cuando fue capturado. Los entrevistados hicieron énfasis en desmentir que Mesa Vallejo esté dispuesto a delatar a los cabecillas involucrados en el negocio de cobros y narcotráfico. Según sus abogados, él no tendría información sobre envíos de cocaína de las bandas de La Oficina.

La presunta delación produciría una tensión tal que la Alianza Criminal del Norte —conocida como la Línea 80— podría irse a una guerra a muerte contra la Confederación Criminal —o Línea 20—, compuesta por La Terraza, Los Pesebreros y La Oficina San Pablo, es decir, el resto de La Oficina.

La visión de esta organización criminal quedó expresada en la entrevista que uno de sus voceros, alias Ocho, le concedió a la revista mexicana Proceso: «No tenemos el control de Medellín, solo de una parte de la ciudad. No somos más poderosos que las instituciones del Estado, pero no nos han podido acabar ni nos van a acabar con capturas y muerte […] lo que se necesita es una salida dialogada».

Lee puede interesar: Habla La Oficina: “Queremos desmantelar los negocios ilegales”

Lo que sí está claro es que la Fiscalía no tiene, hasta el momento, elementos para acusar a Mesa Vallejo de narcotráfico; y se evidencia en el escrito de acusación radicado por el fiscal 66 especializado Bacrim, Víctor Emilio Arroyave Lopera, ante el juez quinto penal del Circuito Especializado de Medellín. Solamente se le imputan los delitos de concierto para delinquir agravado, tráfico o porte de armas de fuego y municiones de uso privativo y falsedad de documento público.

La Fiscalía General de la Nación y la Administración para el Control de Drogas (DEA) mantienen en total confidencialidad los acercamientos y los acuerdos entre los sindicados que buscan reducción de penas a través de la colaboración eficaz, por lo que no es posible identificar la proveniencia de la exclusiva revelada por Blu Radio.

El panorama criminal de la ciudad ha estado en los últimos meses tenso, producto del reacomodamiento de las estructuras de La Oficina y que se ha materializado en incursiones militares e incremento de homicidios en las comunas 13 (San Javier), 4 (Arajuez), 10 (La Candeleria), 12 (La América) y 15 (Guayabal).

Le puede interesar: ¿Es la extradición el antídoto contra La Oficina?

A la presunta delación de alias Tom —desmentida por sus abogados—, pese a que se ha tratado de crear un manto de duda por algunas visitas que le habría hecho la DEA, se suma el anunció del envió a la Justicia americana de los expedientes de Los Chatas —incluido el de Juan Carlos Mesa Vallejo— y la Alianza Criminal del Norte, en Bello; Freyner Ramírez García, alias Carlos Pesebre, jefe de Los Pesebreros (Odín Robledo); José Leonardo Muñoz, alias Douglas, de La Terraza; Sebastián Murillo Echeverri, alias Lindolfo, de la Odín Caicedo; y Juan Carlos Castro, alias Pichi Belén, cabecilla de la Odín San Bernardo.

Leer también: “No estoy delinquiendo desde la cárcel”: alias Tom

De la presunta delación —negada además por cabecillas de La Oficina— se puede inferir que la DEA necesita tener acusaciones de varios cabecillas para armar los indictment con que solicitará la extradición de los cabecillas de La Oficina. Si no tienen condenas en Colombia por narcotráfico, ¿cómo esperar que haya pruebas en Estados Unidos?

Varios jefes y exjefes del crimen urbano han hecho ofertas a la Fiscalía General de la Nación y han manifestado su intención de reparar a las víctimas y entregar material de guerra como parte de la justicia restaurativa; además han dicho estarían dispuestos a buscar el sometimiento a la justicia de estructuras del crimen urbano .

La «guerra fría» que actualmente se vive dentro de la Oficina del Valle de Aburrá podría acelerarse con la información dudosa que se filtra desde supuestas fuentes judiciales que estarían cercanas a quienes procesan a varios de los cabecillas del cuerpo colegiado; por lo que las sospechas pueden crear un manto de duda que casi siempre se despeja con asesinatos y desapariciones —el caso de alias el Montañero o Ferney, líder de las Convivir del centro así lo demuestra—, o podrían presentarse nuevas divisiones que irían más allá del 80-20.

Una década después, la guerra que se vivió entre las dos líneas de La Oficina —Sebastián y Valenciano— podría regresar por varias razones: suponer que está vacante la jefatura de La Oficina, pensar que hay delación y por eso es necesario el reacomodamiento criminal a sangre y fuego o creer que lanzar rumores sin fundamento forzará el cambio que necesita la ciudad metropolitana: una nueva Oficina del Valle de Aburrá.

Apunte Urbano 

Según anuncian los abogados de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom o Carlos Chata, detenido en la cárcel La Picota, este ya habría elaborado un comunicado público aclarando si es cierto o no que está delatando a otros jefes de La Oficina para alcanzar una reducción sustancial de la pena ante una posible extradición.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here