Hombre con perturbaciones mentales será condenado por parricidio

Compartir:
Durante la etapa del juicio oral y luego de evaluar las nuevas pruebas técnicas y científicas presentadas por la Fiscalía General de la Nación, en las que se establece que el procesado sufre de un trastorno mental permanente que lo hace inimputable, el fallador fijó para el 12 de febrero de 2019 la audiencia de lectura del fallo.
Compartir:
Compartir:

El Juzgado Primero Penal del Circuito de Medellín, con funciones de conocimiento, emitió sentido de fallo condenatorio en contra de Oscardy de Jesús Gómez Zapata, de 28 años de edad, por los homicidios de su padre Elías de Jesús Gómez López y de su hermano Porfirio Antonio Gómez Vargas.

Según la investigación adelantada por un fiscal seccional de la Unidad de Vida, los hechos ocurrieron el 19 de diciembre de 2017, en la vereda Urquita del corregimiento San Sebastián de Palmitas de Medellín (Antioquia), donde el agricultor atacó con arma cortocontundente a su papá, de 83 años de edad, y a su hermano de 52 años y les propinó múltiples lesiones en el cuerpo.

El agresor se presentó a las autoridades una semana después de los hechos y durante las audiencias preliminares ante un juez de control de garantías se allanó a los cargos por el doble crimen. Sin embargo, luego de obtener el dictamen siquiátrico del procesado, la Fiscalía solicitó que se anulara la terminación anticipada del caso al advertir que presentaba serios trastornos sicóticos. Con las nuevas evidencias el organismo investigador pidió la continuación normal de las actuaciones judiciales.

Durante la etapa del juicio oral y luego de evaluar las nuevas pruebas técnicas y científicas presentadas por la Fiscalía General de la Nación, en las que se establece que el procesado sufre de un trastorno mental permanente que lo hace inimputable, el fallador fijó para el 12 de febrero de 2019 la audiencia de lectura del fallo.

De acuerdo con la solicitud elevada por la Fiscalía, Gómez Zapata podría ser recluido en un establecimiento siquiátrico especializado hasta por 20 años, o hasta que el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses certifique que el sentenciado se encuentra mentalmente rehabilitado; así lo consagra el artículo 70 del Código Penal.

Mientras se emite el fallo de primera instancia el procesado continuará recluido en el anexo siquiátrico de un centro penitenciario del Distrito Judicial de Medellín.

Compartir:
Total
0
Shares