Homenajear a las víctimas y honrar su memoria, principal objetivo tras la implosión del edificio Mónaco

Compartir:
La entidad pública señaló que “seguir avanzando hacia la construcción de una sociedad más respetuosa, incluyente y tolerante, es uno de los objetivos a los cuales desde la Personería de Medellín hemos apuntando con vehemencia, protegiendo y garantizando los derechos de las víctimas y promoviendo una cultura repleta de valores y oportunidades desde la institucionalidad”.
Compartir:
Compartir:

El edificio Mónaco, conocido popularmente por ser la antigua residencia de uno de los criminales que más daño le hizo a nuestra ciudad, dejará de existir el viernes 22 de febrero de 2019 y con su implosión, volverán a la memoria de miles de medellinenses y colombianos en general, las casi 50 mil víctimas que dejó la denominada guerra de los carteles, entre 1983 y 1994.

La Personería Municipal expresó en un comunicado su posición ante esta demolición y dejó en claro que no consideró esa acción de la Alcaldía como un “gesto que busca borrar el pasado y la historia de nuestra ciudad”; por el contrario, la Personería entiende este acontecimiento como la superación de una etapa nefasta para nuestra sociedad, que cobró la vida de miles de jóvenes de nuestro municipio y llenó de dolor para siempre a muchas familias que ante esta situación, seguramente recordarán a sus seres queridos.

La Personería aseguró que siempre honrará la memoria de las víctimas y el dolor de sus familiares, sea cual sea la ocasión. “Deseamos conocer nuestra historia con lujo de detalles para poder tener la capacidad ética, moral y dirigencial, de seguir aprendiendo de los errores de nuestro pasado y poder garantizar la no repetición de este tipo de escenarios que tanto enlutaron a nuestra ciudad”.

Asimismo, la Personería, aseveró, desea seguir luchando contra la estigmatización que durante años nos ha perseguido y que infortunadamente se convirtió en un motivo comercial para cientos de ciudadanos extranjeros que “llegan a nuestro territorio con el ideal de conocer este tipo de lugares icónicos de la mafia, bajo el pretexto de un turismo que poco o nada nos enorgullece y del cual queremos salir, mostrando una Medellín diferente, cultural y social, que no desconoce sus diferentes problemáticas, pero tiene mucho más para mostrarle al mundo que las obras estructurales de extintos capos del narcotráfico”.

La entidad pública señaló que “seguir avanzando hacia la construcción de una sociedad más respetuosa, incluyente y tolerante, es uno de los objetivos a los cuales desde la Personería de Medellín hemos apuntando con vehemencia, protegiendo y garantizando los derechos de las víctimas y promoviendo una cultura repleta de valores y oportunidades desde la institucionalidad”.

Finalmente, la representante local del Ministerio Público espera que la nueva obra que se erigirá allí en honor a las víctimas, “sirva para recordar a todos los que hoy no nos acompañan, valorando la vida como el máximo derecho que posee cualquier ser humano e invitando a reflexionar a toda la ciudadanía en referencia a la protección, salvaguarda y defensa de la misma”.

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Video. Balacera en Niquía, Bello, norte del Valle de Aburrá, deja una persona muerta y otra herida

Next Post

Así se verá el parque que reemplazará al edificio Mónaco de Pablo Escobar

Related Posts

El número de líderes asesinados en Colombia podría ser más alto de lo que se conoce

La violencia contra líderes sociales es mayor a la que reportan las organizaciones y además, la violencia letal sí aumentó entre 2016 y 2017, probablemente en 10% o más, por lo que resulta urgente que se tomen medidas eficaces para dar fin a esta problemática, para lo cual, a su vez, es necesario escuchar los pedidos de las organizaciones de líderes sociales.
Leer Más

Ejército Nacional neutralizó a presunto integrante de las AGC y se incautó de material bélico

Este sujeto, que está siendo identificado por las autoridades judiciales, al parecer hacía parte de las AGC, estructura que con sus acciones criminales amedrenta a la población civil y genera un corredor de movilidad ilícito entre el occidente y el norte del departamento a través de los municipios de Peque e Ituango, para finalmente conectar con el Bajo Cauca y así establecer rutas de narcotráfico.
Leer Más
A %d blogueros les gusta esto: