Honduras cerró 2020 con nueve muertos por dengue grave y 25.038 enfermos

Honduras sufrió en 2019 la peor epidemia de dengue de su historia, con 112.708 enfermos registrados y 180 muertos en un país de más de 9,2 millones de habitantes.

Tegucigalpa, 8 enero.- Al menos nueve personas murieron por dengue grave o hemorrágico en 2020 en Honduras, donde se notificaron en el transcurso del año 25.038 casos de personas infectadas por este virus en el país, informó este viernes la Secretaría de Salud.

Un epidemiólogo de la Secretaría de Salud, Bredy Lara, dijo a periodistas que “lamentablemente” el año 2020 cerró con 25.038 personas con dengue en el país centroamericano.

Del total de enfermos, 23.961 son de dengue clásico, no mortal, mientras que del hemorrágico suman 1.077, agregó.

El 32 % de los casos de personas infectadas por el dengue se reportó en los departamentos de Francisco Morazán, El Paraíso, Cortés, Yoro y Olancho, centro, oriente y norte del país, indicó Lara.

El dengue es una enfermedad causada por el mosquito “Aedes Aegypti”, responsable también de la transmisión del chikunguña y el zika.

Lara señaló que la enfermedad es prevenible y la población juega un papel importante para evitar que más personas sean infectadas por el virus.

“Las medidas de prevención son la base de esta enfermedad, la prevención es lo más importante y en este caso la eliminación de los criaderos, el aseo de los recipientes que se utilizan para almacenar agua, estar anuentes a las acciones que llegan a las viviendas”, subrayó.

CONTROLAR POBLACIÓN DEL MOSQUITO

El especialista indicó que la población del mosquito debe ser controlada en los primeros seis meses del año, para frenar el número de enfermos, y recomendó a las familias mantener limpios los patios, no guardar agua en recipientes al aire libre, eliminar los criaderos y acudir a los servicios médicos cuando detecten alguno de los signos de alarma.

“Ahorita que estamos en la temporada seca debemos hacer esta eliminación de criaderos y limpieza de las viviendas, todas las semanas debemos hacerlos para que cuando comiencen las lluvias no encuentren recipientes con huevos, que al almacenar agua se desarrolla el zancudo”, explicó.

Según las autoridades sanitarias, uno de los retos de Honduras para evitar la propagación del dengue sigue siendo la detección temprana de los criaderos del “Aedes Aegypti”.

El dengue puede ser mortal en su modalidad hemorrágica. Sus síntomas son fiebres altas, dolor de cabeza, vómitos y erupciones en la piel.

Honduras sufrió en 2019 la peor epidemia de dengue de su historia, con 112.708 enfermos casos registrados y 180 muertos en un país de más de 9,2 millones de habitantes.

Total
3
Shares
Previous Post

Costa Rica avanza sin problemas en la vacunación contra la covid-19

Next Post

Biden no se pronuncia sobre el juicio político a Trump: “Depende del Congreso”

Related Posts