En una carta cuya veracidad no ha sido comprobada, pero que sería oficial teniendo en cuenta lo que Sintrasertic (Sindicato de Trabajadores de Servicios Públicos Domiciliarios y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) ha denominado “amenaza”, refiriéndose a la propuesta de arreglo voluntario que Huawei Technologies Managed Service Colombia S.A.S. hizo en días pasados a sus trabajadores con la advertencia que de no ser aceptada la empresa se declararía en quiebra, la multinacional china le anuncia a sus empleados que solicitó autorización al Ministerio de Trabajo para un “despido colectivo”.

El objetivo de Huawei Colombia con esta solicitud, según Sintrasertic, es “salir del personal venido de Une-Epm-Tigo y así cumplirle a Epm y Tigo-Une en el plan siniestro de prestarse para acabar con los contratos indefinidos de un grupo de trabajadores y sus respectivos derechos” y quedarse así “con una parte del negocio de telecomunicaciones”.

Asegura Sintrasertic que los empleados de Huawei fueron víctimas de la “tercerización” que adelantó la Empresa Tigo-Une, pasándolos “inconsultamente” a la “perversa” multinacional china, perdiendo con ello “derechos adquiridos” en la empresa EPM-UNE y que habían conquistado “durante 50 años de lucha sindical”.

“Es de recordar que con el afán de privatizar la empresa UNE y para acelerar el proceso, en acto leguleyo, Huawei como ente privado, recibió de UNE bajo la figura de sustitución patronal, 493 servidores públicos y 108 funcionarios de Tigo, a los que ha venido exterminando paulatinamente. De esta forma EPM se deshace de los trabajadores y acaba lentamente con los sindicatos y garantías como el Departamento Médico y la Proveeduría”, afirma Sintrasertic.

En el sitio sintrasertic.blogspot.com, el Sindicato recuerda que en los últimos dos años y medio “han salido más de 1.500 trabajadores por despidos y arreglos, y este panorama no está lejano para EPM, con la crisis generada con Hidroituango y los efectos que vienen formando las malas inversiones que están arrastrando un alto endeudamiento que pone en riesgo a la empresa”.

Agrega Sintrasertic en su blog que EPM, al contratar con “Huawei el trabajo sucio de eliminar la nómina, no solo busca salir del personal, sino que detrás está el interés de arrastrar con los sindicatos… A pesar de que en el Concejo de Medellín se juró que nos esperaba el paraíso al fusionarnos con Millicom”.

En la misiva, fechada el 6 de noviembre de 2018, dirigida a los trabajadores de Huawei Colombia y firmada por Zhang Ying, representante legal, y Federico Vásquez González, director de Relaciones Humanas y Relaciones Laborales, se les informa a los empleados que “atendiendo la normatividad laboral vigente, Huawei Technologies Managed Service Colombia S.A.S., de manera simultánea a la presente comunicación, está radicando por razones netamente económicas, solicitud de Autorización de Despido Colectivo ante el Ministerio de Trabajo con base en lo previsto en el artículo 40 del Decreto 2351 de 1965, subrogado por el artículo 67 de la Ley 50 de 1990, con el fin de garantizar la sostenibilidad financiera de la Empresa”.

¿Se avecina una masacre laboral? ¿Cuándo se pronunciarán al respecto el Concejo de Medellín y Une-Tigo? ¿Reconocerá el Concejo de Medellín su responsabilidad en este despido masivo, teniendo en cuenta que juró que con la fusión con Millicom nos esperaba el paraíso? ¿Contarán los trabajadores de Huawei con el apoyo de los entes gubernamentales?