Informe de Noticias Uno muestra las fallas de seguridad en la Escuela de Cadetes el día del atentado terrorista

A las 9:30 de la mañana del jueves 17 de enero, 24 estudiantes estaban frente al alojamiento femenino porque en ese momento se llevaba a cabo una ceremonia religiosa por el fallecimiento de un alto oficial retirado y los jóvenes estaban a punto de hacer los honores de rigor.

En un informe de Noticias Uno emitido este sábado 19 de enero, ese medio de comunicación desnuda las fallas de seguridad que permitieron el ingreso a la Escuela de Cadetes General Santander de un carro-bomba que explotó a las 9:30 de la mañana del jueves 17 de enero dejando como saldo trágico 21 personas muertas y 68 más heridas.

Según el noticiero, el carro bomba estuvo durante 42 segundos en la Escuela General Santander y no fue detectado hasta la explosión. Pasó frente a dos grupos de uniformados que se encontraban a lado y lado. Llegó hasta el casino de oficiales, donde un guardia le pidió regresar, fue entonces cuando dio reversa y dos cuadras más allá cruzó y detonó su carga explosiva.

Esta es la transcripción de la noticia:
“La historia no es como nos la contaron. Noticias Uno obtuvo información directa de los investigadores del atentado terrorista de la Escuela General Santander y la versión de ellos es diferente.
La camioneta Nissan modelo 93, con blindaje 2 y de placa LAF 565 y cargada con explosivos en la parte trasera ingresó al centro de formación de la Policía a las 9:29 minutos por una entrada que solo contaba con un solo policía de guarda, designado por el capitán Holger González, jefe de seguridad de la Escuela.

El motor que mueve la puerta está dañado, por lo que a la entrada había solo unos conos y el vehículo pasó por un lado de estos sin ningún problema. Nadie intentó detenerlo y muestra de ello es que la camioneta pasó tranquilamente por el lado de estudiantes que se encontraba trotando por la calle interna de la Escuela, denominada Avenida del Trabajo, mientras que al otro costado había un grupo de jóvenes formando.
Metros más adelante, el vehículo gira a la izquierda y sigue su rumbo sin que miembros de la institución intentaran detenerlo.

En este punto y cuando ya había dado vueltas a la Escuela, un uniformado intenta saber para dónde va la camioneta y es ahí cuando José Aldemar Rojas Rodríguez retrocede y gira nuevamente a la izquierda para tomar su camino por la llamada Avenida Chile. En este punto aún no aparece ningún policía que trate de detener el carro bomba.

El vehículo gira a la izquierda del alojamiento de las cadetes donde finalmente explotó.

A las 9:30 de la mañana del jueves 17 de enero, 24 estudiantes estaban frente al alojamiento femenino porque en ese momento se llevaba a cabo una ceremonia religiosa por el fallecimiento de un alto oficial retirado y los jóvenes estaban a punto de hacer los honores de rigor.

Justo en ese momento Aldemar Rojas los encontró en frente y fue ahí cuando hizo explotar la camioneta con 80 kilos de pentolita.

Las autoridades indagan por las fallas protuberantes de seguridad tanto en la entrada como al interior de la institución policial”.

https://www.facebook.com/analisisurbanos.a.s/videos/300038127352206/

Total
0
Shares
Previous Post

A líder comunal Luis Alfredo Contreras lo balearon y le lanzaron ácido en Sardinata, Norte de Santander

Next Post

Eln reconoce autoría de atentado contra la Policía e invita al Gobierno a no interrumpir diálogos de paz

Related Posts