Las fuerzas de seguridad interceptaron en las costas del noroeste de España un semisumergible cargado, según una primera estimación, con unos 3.000 kilos de cocaína de gran pureza y procedente de Latinoamérica.

Dos de los tres tripulantes fueron detenidos y el otro consiguió huir, informaron este domingo fuentes de la Guardia Civil española, que no precisaron el país de origen.

El alijo incautado es uno de los mayores en esta zona de España después del de octubre de 2007, en el que fueron aprehendidos 4.000 kilos de esta sustancia en la llamada «Operación Piraña»

Los investigadores tratan de aclarar si el semisumergible navegó desde Sudamérica hasta España con la droga o bien fue cargada en alta mar.

La nave, de 20 metros de eslora, fue localizada en la playa de Hio, donde quedó sumergida, en el municipio de Cangas de Morrazo (provincia de Pontevedra).

Llegó a la costa anoche, con mala mar, y transcurrirán varias horas hasta que pueda ser reflotada y se complete el pesaje para obtener la cantidad exacta de cocaína.

Es un sistema de transporte de droga muy novedoso en Europa, aunque es habitual en América, según las fuentes.

En la operación, que continúa abierta, participan agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y de la Agencia Tributaria.

EFE.