Como presunto responsable de concierto para delinquir agravado, tráfico de estupefacientes agravado, cohecho y prevaricato por acción, la Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del patrullero de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, Ney de Jesús Pasos Muñoz.

De acuerdo con la investigación, a cambio de dinero, el procesado habría permitido en ingreso de diversas sustancias estupefacientes a los integrantes de una organización criminal conocida como Las Ratas, quienes se encontraban detenidos en los calabozos de la Estación de Policía del Barrio Aranjuez de la capital antioqueña, sitio donde laboraba el uniformado.

Pasos Muñoz fue capturado por la Sijín de la Policía Nacional en su propio lugar de trabajo y no se allanó a los cargos imputados. La medida restrictiva de la libertad fue proferida por el Juzgado Tercero Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.