Por solicitud de la Fiscalía, el Juzgado 19 Penal Municipal, con función de control de garantías, impuso medida de aseguramiento no privativa de la libertad en contra de Daneidy Barrera Rojas, por los delitos de perturbación en servicio de transporte público colectivo u oficial, instigación a delinquir con fines de terrorismo y daño en bien ajeno.

Los hechos ocurrieron el 22 de noviembre reciente, mientras cursaba el segundo día de paro en el país, cuando en horas de la tarde, la joven influenciadora de redes sociales llegó a la estación de Transmilenio de Molinos, ubicada en el sur de la ciudad, y comenzó a romper con un martillo las puertas de vidrio, las taquillas de venta de pasajes, las máquinas para recargar tarjetas, los dispositivos de ingreso, entre otras cosas de la estación, causando daños que ascendieron a más de $1.200´000.000 y que imposibilitaron la movilidad de las personas desde dicha estación.

Además, se conoció que la mujer también estuvo entre los manifestantes que atacaron la URI de Ciudad Bolívar.

La hoy investigada publicó un video en las redes sociales en el que se jactaba mostrando cómo destruía la estación e invitaba a destruir bienes públicos de la ciudad.

El 28 de noviembre pasado, Daneidy Barrera Rojas se presentó, en compañía de su defensora de confianza, al Complejo Judicial de Paloquemao, donde se realizó la audiencia de formulación de imputación, cuyos cargos no aceptó.

Aunque la Fiscalía solicitó medida en establecimiento carcelario, el juez no la aceptó y le otorgó una medida menos lesiva.