Judicializada pareja por homicidio y acceso carnal abusivo de un niño de 22 meses en Pitalito, Huila

107
Compartir Noticia

En un trabajo articulado con la Policía de Infancia y Adolescencia, la Fiscalía General de la Nación, Seccional Huila, logró la captura y judicialización de una pareja por el presunto homicidio de un niño de 22 meses, ocurrido la semana pasada en el municipio de Pitalito.

El hecho que de manera inicial parecía un accidente casero, dio un vuelco inesperado gracias a la pericia de las autoridades y del dictamen de Medicina Legal, que logró determinar que el menor de edad había sido abusado sexualmente antes de su deceso, el 20 de noviembre pasado.

De igual manera, el dictamen reveló que la causa de muerte fue violenta, al encontrarle hematomas y golpes en su cabeza que llevaron a determinar que el niño fue golpeado fuertemente con un objeto contundente, lo cual le produjo un trauma craneoencefálico.

Los hechos ocurrieron el 18 de noviembre último en la vivienda donde habitaban los hoy procesados, el hombre de 20 años (padrastro), la mujer de 22 años (madre del menor víctima), el niño de 22 meses y una bebé de 3 meses de nacida.

Según se conoció de manera inicial, la madre del niño salió del inmueble hacia las 3:00 p.m. dejando al cuidado de su compañero sentimental a sus dos hijos. Horas después recibió una llamada del hombre quien le dijo que había ocurrido un supuesto accidente cuando bañaba al niño en el lavadero de la casa; según él, en un descuido el pequeño se le cayó a la alberca y se golpeó la cabeza, por lo que quedó inconsciente.

Tan sólo hasta las 8:40 p.m. el niño fue llevado al Hospital San Antonio del municipio huilense, donde los galenos iniciaron maniobras de reanimación. Sin embargo, dos días después de lo ocurrido le diagnosticaron muerte cerebral.

Según la investigación, la madre de la víctima era conocedora de que su compañero sentimental era adicto a sustancias ilícitas, y que el día de los hechos, se encontraba consumiendo sustancias psicoactivas. Aun así, ella le confió el cuidado del niño y el de su hermana, situación que al parecer, se repetía con frecuencia, mientras viajaba a otros departamentos supuestamente a trabajar.

El fiscal que asumió la investigación les imputó cargos a procesados por los delitos de homicidio agravado: a él en calidad de autor, y a la madre en calidad de cómplice, los cuales ninguno aceptó.

En caso de ser hallados responsables, el hombre podría afrontar una pena de 40 años, mientras que la mujer, a más de 60 meses de prisión por el favorecimiento en la comisión de los delitos.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here