La captura en Medellín del rey de los semisumergibles sería un error, o ¿un falso positivo?

Compartir:

Medellín, enero 12 de 2022- El abogado Óscar Santamaría, apoderado de Óscar Moreno Ricardo, a quien las autoridades señalaron que respondía a los alias de Cachano, el Viejo o el rey de los semisumergibles, aseguró que todo se trata de un error, pues su prohijado en lo único que se parece al señalado narcotraficante que es buscado por la justicia de los Estados Unidos es en el apodo: Cachano.

Así lo sostuvo Santamaría en la emisora La W, de Caracol Radio, este martes 11 de enero de 2022, tres días después de que la Fiscalía presentara a su cliente como el responsable de sacar toneladas de clorhidrato de cocaína por el Pacífico colombiano con destino a países de Centroamérica y Estados Unidos.

“Esta persona fue localizada en Medellín, Antioquia. Al parecer, su centro delictivo estaba en Acandí, Chocó, y solo se desplazaba a otros municipios y ciudades para concretar aspectos relacionadas con el tráfico de estupefacientes”, dijo ese sábado 8 de enero el director del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), Alberto Acevedo Quintero.

El defensor del capturado afirmó que se trataría de un falso positivo judicial, pues están confundiendo a su protegido con otra persona y señaló que su defendido y el narco que es requerido por EE. UU. en lo único que coinciden es en el apodo.

El jurisconsulto dijo en el medio radial que su “cliente es de Acandí y lo están confundiendo con alguien que se mueve en Nariño. Mi cliente se dedica a la ganadería, al comercio, a la minería y tenemos como demostrarlo. Tenemos su declaración de renta, tenemos sus movimientos financieros. Si él estuviera asociado al narcotráfico cómo es que tiene créditos con entidades financieras”, manifestó el abogado Santamaría.

La historia se asemeja a la del piloto Carlos Antonio Ortega, extraditado por las autoridades colombianas a Estados Unidos en junio de 2012 porque lo confundieron con un narcotraficante de Guatemala. Ortega estuvo diez meses en La Picota, en Bogotá, antes de ser extraditado. En una cárcel norteamericana estuvo dos meses. En total, un año encerrado por un error, por un falso positivo. Su homónimo sigue libre. El 25 % de las personas que están encerradas y a punto de ser enviadas a una cárcel del exterior, son inocentes, según Ortega.

Compartir:
Total
10
Shares
Previous Post

Dos homicidios llenan de tristeza a familias del Nordeste antioqueño

Next Post

Adulto sufrió daño ocular con un tote en Yolombó; van 107 lesionados en Antioquia

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: