La CDU domina unas municipales de Renania del Norte-Westfalia con auge verde

EFE/EPA/SASCHA STEINBACH
Compartir:

Berlín, 13 septiembre.– Los conservadores alemanes de la CDU fueron hoy la fuerza más votada en las elecciones municipales del Land de Renania del Norte-Westfalia, que estuvieron marcadas por el coronavirus y por la lectura de los resultados de cara a las generales de 2021.

Los socialdemócratas aguantaron la segunda posición pese a sufrir un fuerte retroceso y cosechar sus peores resultados en este estado federado. Los Verdes, manteniendo la tendencia alcista de los últimos dos años, doblaron sus resultados con respecto a las municipales de 2014 y lograron su mejor marca.

Según la proyección dada por la cadena pública regional “WDR”, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, logró el 35,8 % (un 1,7 puntos menos que en las locales de 2014), y el Partido Socialdemócrata (SPD) sumó el 23,4 % de los apoyos (8,0 puntos menos).

“La CDU ha ganado estas elecciones”, aseguró el jefe del Ejecutivo de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, que destacó lo “anclada” que está su formación en el Land -donde domina el panorama político desde 1999- y el aumento de su distancia frente a los socialdemócratas.

Los Verdes avanzaron hasta el 18,7 % de los sufragios (7,0 puntos porcentuales más), los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD) se situaron en el 5,2 % de los votos (2,6 puntos más), el Partido Liberal (FDP) quedó en el 5,0 % (0,3 puntos más) y La Izquierda obtuvo el 3 % de los apoyos (1,2 puntos menos).

Saskia Esken, copresidenta del SPD, calificó de “amargo” el batacazo de su partido mientras Katrin Goring-Eckardt, jefa del grupo parlamentario verde en el Bundestag (cámara baja), hablaba de un “resultado impresionante”.

LECTURAS NACIONALES DE LOS RESULTADOS

Estas proyecciones son resultados agregados de todo el estado federado, cuando en estos comicios se deciden órganos de representación en un nivel inferior, de alcaldías a consejos de municipios. Además, en muchas localidades será precisa una segunda vuelta para que el ganador supere la frontera del 50 %.

No obstante, las cifras globales de estas elecciones se están siguiendo con expectación en Alemania porque, al ser los mayores de este año en Alemania, permiten tomar una imagen del pulso político tras seis meses de pandemia y a un año, como máximo, de las generales de 2021, a las que no se presentará Merkel.

La buena actuación de la CDU se entiende sustentada en parte por el respaldo popular con que cuenta la gestión de la crisis del coronavirus por el Gobierno federal. Alemania, con una cifra relativa de muertos por la COVID-19 muy por debajo de la de sus vecinos, ha sido señalada en repetidas ocasiones como ejemplo en la pandemia.

Parte de ese resultado también es un voto de confianza a Laschet tres años después de su elección como jefe del Ejecutivo regional, pese a su controvertida actuación en la crisis. El resultado le da algo de alas en sus aspiraciones a convertirse en el próximo presidente de la CDU y en el candidato conservador a la Cancillería el año que viene.

Sobre el trasfondo de las generales de 2021 también se están analizando los resultados de verdes y socialdemócratas. Así los ecologistas salen reforzados, manteniendo su tendencia alcista de las últimas regionales del país y de las europeas.

También gana enteros la opción de una coalición postelectoral de conservadores y ecologistas en el ámbito federal, pues los candidatos apoyados por ambos partidos, como Uwe Schneidewind en Wuppertal, han logrado en general buenos resultados.

Los resultados del SPD en Renania del Norte-Westfalia suponen un nuevo tropiezo para la formación, que lleva encadenando malas actuaciones desde las generales de 2017, y el primero que lastra a su recién elegido candidato a la Cancillería, el actual ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Los efectos más evidentes de la pandemia en las elecciones fueron las largas colas que se formaron en muchos colegios electorales -y que en Bochum llevaron al retraso de la hora de cierre- y las medidas de seguridad que se tomaron, con mascarillas obligatorias, distancia de seguridad y el llamamiento a que los votantes se trajesen de casa el bolígrafo para rellenar la papeleta.

La participación no se resintió con respecto a las últimas municipales y se mantuvo ligeramente por encima del 50 %, en gran medida gracias al repunte del voto por correo.

Juan Palop

EFE

Compartir:
Total
0
Shares