La demora en los resultados en EE.UU. no tendrá gran impacto crediticio, dice Moody’s

Moody’s espera que la impugnación de cualquier resultado se acabará resolviendo de una manera consistente con los marcos establecidos sin causar ningún impacto crediticio significativo y duradero, aseguró la agencia en un comunicado. EFE/Andrew Gombert/Archivo
Compartir:

Nueva York, 5 octubre.– La firma de calificación de riesgo Moody’s aseguró este lunes que no espera que una eventual demora en el recuento de los votos de las elecciones presidenciales estadounidenses de próximo noviembre o una posible impugnación de los resultados cause un “impacto crediticio significativo y duradero”.

“Si bien existe la posibilidad de una demora en el anuncio de los resultados de las elecciones o de que una parte impugne el resultado, Moody’s espera que la impugnación de cualquier resultado se acabará resolviendo de una manera consistente con los marcos establecidos sin causar ningún impacto crediticio significativo y duradero”, aseguró la agencia en un comunicado difundido hoy.

Asimismo, Moody’s identificó los cinco principales retos a los que se deberá enfrentar la Administración estadounidense que surja de las próximas elecciones presidenciales y generales del 3 de noviembre, a las que el actual mandatario, Donald Trump, se presenta a la reelección.

La recuperación del crecimiento económico, la pandemia de la COVID-19, el aumento continuo de los costos de la atención médica en el país, el crecimiento de la deuda del Gobierno Federal, las relaciones tensas con China y los riesgos asociados con el cambio climático, son los “retos clave” a los que se enfrentará, según Moodys, la actual Administración o la que se forme en caso de que el candidato republicano, el expresidente Joe Biden, se imponga en las urnas.

El próximo Gobierno “se enfrentará a un reto multifacético de colocar el Producto Interno Bruto (PIB) en la senda hacia niveles anteriores a la crisis y de garantizar que la población en su conjunto se beneficie de la recuperación”, aseguró el vicepresidente senior de Moody’s, Robard Williams.

Para Williams, otra cuestión de peso será “cómo calibrar los apoyos fiscales y las prioridades de la política financiera sin debilitar más la posición fiscal del Gobierno”.

La agencia crediticia apunta la vulnerabilidad a la que esta recuperación puede estar expuesta por nuevos rebrotes del coronavirus, que según Moody’s han puesto de relieve las desigualdades sanitarias en un contexto en el que el costo de la atención médica ha continuado aumentando más deprisa que muchos ingresos familiares.

Moody’s ha destacado las implicación de cualquier acción política en esta área debido al tamaño y al importante papel que juega en Estados Unidos la industria sanitaria, desde los proveedores hasta las aseguradoras, pasando por las farmacéuticas y las empresas que fabrican material y aparatos médicos.

Sobre las crisis con China, la firma advirtió de que el nuevo jefe de Estado tendrá que lidiar con una relación cada vez más tensa con Pekín, así como con el aumento del proteccionismo y de actitudes contrarias a la globalización tanto en Estados Unidos como en otros países.

“La respuesta a estos desafíos tendrá un efecto dominó en las condiciones crediticias no sólo de EE. UU, si no en todo el mundo”, sostiene Moody’s.

Sobre el medio ambiente, la firma apunta que las preocupaciones medioambientales son cada vez mayores entre la población de Estados Unidos, paralelamente al aumento de los costos materiales y económicos asociados a eventos climáticos extremos, que se han vuelto más severos.

Por eso, para Moody’s serán claves las decisiones que tome la próxima Administración sobre regulación ambiental, sobre la regulación de las emisiones de carbono o sobre la cooperación multilateral en cuestiones relacionadas con el cambio climático que afecten a sectores como el carbón, el petróleo y el gas, los bienes de consumo o el sector automovilístico.

EFE

Compartir:
Total
2
Shares
Previous Post

Avianca logra luz verde de la justicia de EE.UU. a su plan de financiación

Next Post

Jane Fonda anima al voto con una clase de deporte a sus 82 años

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: