La disputa armada entre las AGC y el ELN mantiene en confinamiento a las comunidades indígenas de Murindó

Foto cortesía.
Compartir:

7 febrero de 2021.- Este sería el segundo confinamiento en menos de cuatro meses que viven las comunidades indígenas en esta zona del país, el primero ocurrió el 25 de octubre del año 2020, en plena pandemia del coronavirus.

En el comunicado público número 3, fechado el 6 de febrero, la Organización Indígena de Antioquia, OIA y los cabildos locales del municipio de Murindó, alertaron nuevamente sobre la situación que viven más de 2000 mil personas en los resguardos indígenas del Rio Murindó y Rio Chageradó, debido a la instalación de minas antipersona que ponen en riesgo inminente a estas comunidades Embera Eyábida.

No es la primera alerta que realiza la OIA, en el segundo semestre del año 2019 ya estaba advirtiendo que miembros de estructuras armadas ilegales incursionaban en los resguardos indígenas de Murindó, Urrao, Dabeiba, Frontino, Vigía del Fuerte y en el Bajo Cauca antioqueño.

La situación es tan grave que podría causar el desplazamiento forzado de estas familias ya que las minas antipersona fueron colocadas cerca a los lugares donde están los cultivos de pan coger, afirma la OIA.

Contexto:

Igualmente la OIA anuncia que las comunidades indígenas Guagua, Isla, Coredó, Bachidubi, Ñarangue, Chageradó, Turriquitado Llano, Turriquitado Bajo, Turriquitado Alto, Chibugadó y Chimiadó del pueblo Embera Eyábida, se declaran en Minga Permanente, buscando con esto exigir el derecho a la vida, vivir en paz y poder estar tranquilos en los territorios ancestrales.

Finalmente la organización indígena y los cabildos locales del municipio de Murindó, protestan y rechazan el abandono al que están sometidas las comunidades del Atrato Medio por el evidente abandono del Estado colombiano y le exigen al Gobierno Nacional y departamental de Antioquia  a que se convoque de manera urgente una misión de acompañamiento permanente y de carácter civil, a las comunidades indígenas afectadas.

También la ONU a través de OCHA se pronunció sobre lo que ocurre en la zona rural de Murindó y advierte que el confinamiento afecta directamente a no menos de 2.179 personas de 11 comunidades indígenas de los resguardos Rio Murindó y Rio Chageradó, pertenecientes a siete veredas, Canal, Murindó viejo, No hay como Dios, Bartolo, Legiada, Berbarameño y Primavera.

Contexto: Colombia – Confinamiento en el municipio de Murindó (Antioquia) Flash Update No. 1 (25/10/2020)

El organismo internacional recuerda que este confinamiento restringe la movilidad en el territorio, además obligó a parar las actividades de pesca y caza.

Foto cortesía.
Foto cortesía.

La Alerta Temprana No. 064 de 2018, emitida por la Defensoría del Pueblo ya preveía que se presentara este escenario de riesgo en Murindó.

OCHA también advierte que se han presentado casos de reclutamiento de menores y accidentes con minas antipersona, por ejemplo, el caso de la niña emberá de 16 años reclutada, quien en mayo del año 2020 fue obligada a instalar una mina antipersonal y perdió sus manos y la visión de un ojo debido a la activación de la mina.

¿Quiénes son las organizaciones armadas ilegales que se enfrentan?

En esta zona se presenta la disputa armada entre las AGC y el ELN por el control del corredor estratégico que recorre parte de Antioquia y Chocó y que llega al océano Pacífico, las dos estructuras armadas son responsables de lo que está ocurriendo, es evidente que los paramilitares avanzan en el territorio al igual que la guerrilla.

Apenas se realizó la instalación de las minas antipersona cerca a las comunidades indígenas apareció un escrito en hoja de cuaderno que advertía lo que estaba ejecutando el grupo armado en la zona, igualmente se conoció un audio de un supuesto miembro del ELN que le prohibía a las comunidades indígenas transitar en el territorio.

Imagen cortesía.
Imagen cortesía.

La ONG CORPADES y la Agencia de Prensa Análisis Urbano le recuerdan al gobierno nacional y a los actores de la guerra como el ELN y las AGC que las comunidades indígenas y sus organizaciones tienen como objetivo central la paz y que en todo momento rechazan cualquier forma de violencia, incluye obviamente la violencia armada, para ellos el diálogo es el camino para alcanzar la paz con justicia social en Colombia.

En esta zona se presenta la disputa armada entre las AGC y el ELN por el control del corredor estratégico que recorre parte de Antioquia y Chocó y que llega al océano Pacífico, las dos estructuras armadas son responsables de lo que está ocurriendo, es evidente que los paramilitares avanzan en el territorio al igual que la guerrilla.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Enviado de la ONU para Yemen visita Irán para apoyar el alto el fuego nacional

Next Post

Arauz gana los comicios en Ecuador pero necesitará segunda vuelta, según sondeos

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: