La enviada de la ONU viaja a Kirguistán, sumida en una grave crisis política

En la imagen un registro de la exministra de Relaciones Exteriores de Moldavia y enviada de las Naciones Unidas para Asia central, Natalia Gherman. EFE/Miguel A. Lopes/Archivo
Compartir:

Naciones Unidas, 14 octubre.- La enviada de Naciones Unidas para Asia central, Natalia Gherman, viajará este jueves a Kirguistán para hablar con los “actores relevantes” del país tras varios días de protestas luego de conocerse los resultados de las elecciones parlamentarias del 4 de octubre, según un comunicado de la ONU difundido este miércoles.

“Seguimos preocupados sobre el desarrollo de los acontecimientos en Kirguistán, donde no se ha alcanzado un acuerdo político claro desde que estallaron las protestas la semana pasada tras las elecciones del 4 de octubre”, asegura una nota de la portavocía del secretario general de la ONU.

Gherman llegará a la capital, Biskek, mañana por la tarde y el viernes tiene previsto reunirse con distintas personalidades, incluido el presidente, Sooronbai Jeenbékov; el ministro de Exteriores saliente, Chingiz Aidarbekov; el presidente de la Comisión Central Electoral, los líderes del Parlamento y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

El Parlamento de Kirguistán aprobó hoy el nombramiento del nuevo primer ministro de la antigua república soviética, Sadir Zhapárov, así como la composición del gabinete, el programa y la estructura del Ejecutivo.

El nuevo primer ministro es un dirigente opositor que fue liberado la semana pasada de la cárcel por sus propios partidarios durante los disturbios posteriores a las elecciones parlamentarias, cuyo resultado no fue reconocido por la oposición y que ha sumido al país en una grave crisis política e institucional.

En los comicios del pasado día 4 solo dos fuerzas opositoras entraron en el Parlamento y el resultado fue denunciado como fraudulento por los partidos que no superaron el umbral del 7 % requerido para lograr representación.

El resultado desató disturbios la madrugada del día 5, en los que una persona falleció y un millar resultaron heridas.

Las protestas continuaron hasta que el presidente kirguís, Sooronbai Jeenbékov, impuso un toque de queda y el estado de emergencia en la capital.

La Comisión Electoral Central anuló el resultado de las elecciones, pero los llamamientos de varios líderes políticos para que se abra en el Parlamento un proceso de destitución a Jeenbékov o que renuncie voluntariamente son cada vez más fuertes.

En respuesta, el mandatario destituyó el pasado viernes al Gobierno en pleno y dijo que estaba preparado para dimitir una vez el país haya vuelto al marco legal, se haya establecido un nuevo Gobierno y aprobado un nuevo primer ministro.

“Instamos a todos los kirguises a apoyar el estado de derecho, a seguir actuando con moderación y a evitar la violencia”, concluyó el comunicado.

EFE

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Las clases presenciales en Puerto Rico podrían comenzar antes de final de año

Next Post

En video | La República Checa registra 8.325 casos y cierra bares y colegios dos semanas

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: