La Feria del Libro de Buenos Aires abre la edición más ansiada de su historia

Cientos de personas visitan la Feria del Libro en su primer día de apertura, hoy en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
Compartir:

Buenos Aires, 28 de abril de 2022 – La Feria del Libro de Buenos Aires, uno de los eventos culturales más importantes de América Latina, inaugura este jueves su 46ª edición, la más “ansiada” de su historia, después de dos años de pandemia que golpearon duramente al sector editorial argentino y a centenares de miles de lectores.

Durante 19 días, el gigantesco predio de la Rural volverá a vestirse de gala para acoger el tan esperado reencuentro entre los escritores y el público, en una fiesta de las letras que contará en esta ocasión con más de 1.500 actividades culturales, incluyendo centenares de presentaciones de libros, talleres literarios y mesas de debate.

“Hay mucha expectativa y mucha ansiedad. Hay un síndrome de abstinencia de la Feria del Libro, la gente sintió esta falta de feria”, manifestó a Efe Ezequiel Martínez, director general de la Fundación El Libro, la entidad organizadora del evento, quien espera que esta feria vuelva a ser tan “masiva” y “festiva” como antaño.

Para favorecer la afluencia del mayor número de visitantes posible, los organizadores del evento adoptaron un gran número de medidas sanitarias, como el ensanche de las calles y avenidas de la feria, la implantación de un espacio al aire libre para las firmas de los escritores más populares o la limitación en la duración de los actos para desinfectar y ventilar las diferentes salas.

EL RENACER DEL ENTUSIASMO

Celebrada por primera vez en 1975, la Feria del Libro de Buenos Aires sobrevivió a casi todas las turbulencias del último medio siglo argentino, reuniendo cada año a un número creciente de lectores hasta llegar a los 1,2 millones de asistentes en su edición de 2019.

Una tendencia truncada por la irrupción del coronavirus en el mundo, que provocó la suspensión del evento durante dos años seguidos, algo inédito en sus casi 50 años de historia.

“La feria siempre estuvo ahí, en las condiciones más adversas. La verdad es que en nuestro universo no existía una condición por la cual la feria se pudiese suspender, y no se suspendió una edición, sino dos, y hasta hace no tantos meses estuvimos también con incertidumbre respecto a esta edición”, afirmó en declaraciones a Efe Ariel Granica, presidente de la Fundación El Libro.

Cientos de personas visitan la Feria del Libro en su primer día de apertura, hoy en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Ese clima de excepcionalidad sanitaria afectó sobremanera al sector editorial argentino, que ya venía en declive por los efectos de la crisis económica y social iniciada en 2018, con caídas dramáticas en la producción de ejemplares y en la exportación de libros, una dinámica que fue a peor durante la pandemia.

“Lo que sufrió el sector desde el inicio de la pandemia hasta ahora es una de las experiencias más adversas que tuvo que atravesar la economía del país”, destacó Granica, para agregar que con la mejora sanitaria de comienzos de año “renació el entusiasmo de todos los expositores de la Feria”.

AUTORES DESTACADOS

El escritor argentino Guillermo Saccomanno será el encargado de pronunciar el discurso inaugural de la 46ª edición de la Feria del Libro, que volverá a convocar a toda la comunidad literaria y al sector cultural en su conjunto, con La Habana como ciudad invitada de honor.

Casi 200 autores extranjeros viajarán a Buenos Aires para participar en el evento, entre ellos el nobel peruano Mario Vargas Llosa, que presentará su último libro, “La mirada quieta”, sobre la vida de Emilio Pérez Galdós; el “best-seller” de novela negra estadounidense John Katzenbach, la narradora chilena Diamela Eltit y el poeta español Luis García Montero, que encabezará un acto en honor de la fallecida Almudena Grandes.

También acudirán algunas de las voces más prominentes de las letras argentinas, como Mariana Enríquez, Camila Sosa Villada y Selva Almada, que coincidirán con otros superventas de su país, como Eduardo Sacheri, Florencia Bonelli y Claudia Piñeiro.

Cientos de personas visitan la Feria del Libro en su primer día de apertura, hoy en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

El recuerdo a los nobel fallecidos será otro de los puntos centrales de esta feria, con varias actividades dedicadas a honrar al portugués José Saramago en el centenario de su nacimiento, así como un homenaje a Gabriel García Márquez en el que participará su hijo Rodrigo García Barcha, desde Colombia.

Asimismo, la feria reservará un lugar especial para la comunidad LGTBI y tratará de acercarse a las nuevas tendencias nacidas en redes sociales, como el fenómeno de los “bookfluencers”.

EXPECTATIVAS DE PÚBLICO

El optimismo entre los organizadores de la feria es mayúsculo: sin limitaciones de aforo, este será uno de los primeros eventos culturales de carácter masivo que recuperen la normalidad prepandemia, lo que permitirá “revertir el estado de ánimo del sector” en su totalidad.

“Es una feria larga, de muchísima oferta y muchísimo público. Para nosotros, es un momento muy significativo recuperar esta edición con todo el entusiasmo con el que estamos llegando”, destacó el presidente de la Fundación el Libro, que confía en pulverizar todos los récords de asistencia anteriores.

EFE

Compartir:
Total
7
Shares