La Fiscalía alemana exculpa al canciller Scholz en un caso evasión de impuestos en relación con el banco Warbur

El canciller alemán, Olaf Scholz, en un camión eléctrico durante su visita hoy a la sede del fabricante sueco de camiones Scania AB en Sodertalje, Suecia. EFE/EPA/Henrik Montgomery SWEDEN OUT SWEDEN OUT
Compartir:

Berlín, 16 de agosto de 2022.- La fiscalía general de Hamburgo (norte de Alemania) no ve indicios de que el canciller, Olaf Scholz, sea sospechoso de complicidad en un caso de evasión de impuestos en relación con el banco Warburg, informaron hoy medios alemanes.

Una portavoz de la fiscalía confirmó al diario “Tagesspiegel”, entre otros, que no se va a dar curso a una denuncia que trataba de forzar jurídicamente la apertura de diligencias contra el alcalde de Hamburgo, Peter Tschentscher y contra Scholz, su predecesor en el cargo, por “carecer de base”.

Con ello, la fiscalía general ratifica el punto de vista de la fiscalía de Hamburgo, que ya en marzo había determinado que no existía una sospecha inicial suficiente para abrir una investigación.

No obstante, la acusación de Colonia (oeste) abrió el año pasado diligencias contra una funcionaria y dos políticos del Partido Socialdemócrata (SPD) de Hamburgo por facilitar la evasión de impuestos y también investiga el caso una comisión del Parlamento local de la ciudad norteña, ante la que declará Scholz este viernes por segunda vez.

El canciller negó una vez más, la semana pasada, haber ejercido “influencia política” a instancias de los directivos del banco Warburg en su etapa como alcalde de Hamburgo y rechazó de forma tajante cualquier responsabilidad.

“En los dos años que se lleva investigando el caso nunca ha aparecido el menor indicio,” declaró.

El caso se retrotrae al año 2016, cuando Scholz, en su calidad de alcalde, se reunió en varias ocasiones con directivos del banco, poco antes de que las autoridades financieras locales renunciaran a la devolución de 47 millones de euros obtenidos por la entidad a través de transacciones irregulares.

En las últimas semanas el escándalo ha vuelto a copar portadas, tras el hallazgo de más de 200.000 euros en efectivo en una caja fuerte del exdiputado socialdemócrata Johannes Kahrs, uno de los políticos investigados, al que se achaca un papel de mediador entre los directivos y Scholz.

Además ha salido a la luz que la Fiscalía de Colonia ordenó la inspección de la cuenta de correo electrónico del ahora canciller y, según el semanario “Der Spiegel”, halló que muy probablemente habían sido eliminados de forma específica e-mails y citas de calendario relacionados con el caso.

EFE

Compartir:
Total
12
Shares