La Fiscalía turca pide prohibir un partido prokurdo por “reclutar” a guerrilleros

Partidarios del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) gritan consignas junto a una hoguera durante un mitin como parte de las celebraciones del Nowruz (Newroz), o Año Nuevo kurdo, en Estambul, Turquía, el 20 de marzo de 2021. EFE/EPA/SEDAT SUNA
Compartir:

Estambul, 10 de enero de 2023.- La Fiscalía turca ha insistido este martes en pedir la ilegalización del izquierdista y prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), el tercero en número de escaños, al que acusa de actuar como “una oficina de reclutamiento” para la guerrilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).

“Este partido trabaja como una delegación de reclutamiento para la organización terrorista”, aseguró Bekir Sahin, fiscal jefe del Tribunal Supremo, ante el Tribunal Constitucional en el que se desarrolla desde junio de 2021 el proceso de cierre del HDP.

El PKK, fundado en 1984 y activo en el extremo sureste de Turquía, es considerado terrorista tanto por Ankara como por la Unión Europea.

Sahin argumentó que “toda la sociedad sabe” que el HDP “mantiene lazos con el PKK y actúa bajo sus directrices”, subrayando que no consta que el partido haya condenado al PKK, al que algunos dirigentes describen como “un movimiento armado del pueblo”.

El HDP, establecido en 2012, es sucesor del partido BDP, a su vez creado en 2008 tras prohibirse varios otros partidos fundados por movimientos kurdos de la órbita ideológica del PKK.

A diferencia de sus predecesores se proyecta como partido de la izquierda de toda Turquía, no solo de la minoría kurda.

No aboga por la independencia de las regiones kurdas, un ideario abandonado en 2013 por el propio PKK, y únicamente pide una descentralización administrativa nacional que traspase ciertas competencias a las estructuras municipales.

El jueves pasado, el Tribunal Constitucional decidió, con 8 votos contra 7, suspender durante un mes las cuentas del HDP para evitar que reciba los fondos estatales que le corresponden, una decisión que viene solo meses antes de las elecciones parlamentarias y presidenciales previstas para junio próximo.

El HDP protestó ayer contra esta decisión, asegurando que es inconstitucional, por no haberse tomado con una mayoría de dos tercios, y porque presupone la culpabilidad del partido antes de haberse dictado sentencia.

“Parece que el tribunal se ha rendido ante la presión política y se ha convertido en una herramienta para dirigir las políticas durante la campaña electoral”, señala el HDP, que tiene ahora un plazo de un mes para presentar su defensa.

EFE

Compartir:
Total
9
Shares