La guerra silenciosa de las ´Convivir´ (Segunda parte)

139
Compartir Noticia
dsc03089
Asesinato en Barrio Triste. La guerra de ´Las Convivir´.

Todo inició aproximadamente tres meses atrás, cuando varios mandos de “Las convivir” se reunieron en una discoteca ubicada sobre la avenida 33. Aparentemente, el encuentro era amistoso y el objetivo era llegar a un acuerdo para la distribución del tráfico de drogas en las zonas céntricas de Medellín.

A la reunión asistieron alias “Diadema”, alias “Gordo” o “Barrigas”, alias “julian” o “Pollo” y alias “Carnero” o “Mono”, quien es el remplazo de alias “Montanero” y de alias “Sierra”; todos ellos jefes de Las Convivir con control territorial en el centro, especialmente de los sectores Palacé, Prado, El Hueco, San Benito; La 33, La Bayadera; La Oriental y Junín, entre Oriental y el Palo. También estuvieron presentes alias “Monín”, alias “Tigre” y alias “Negro”, miembros de la misma estructura pero a cargo de la zona norte del Valle de Aburrá, cuyo centro de operaciones se ubica en Barbosa.

En el encuentro se fueron calentando los ánimos porque los términos que se proponían no favorecían a los tradicionales jefes de la zona céntrica, por lo tanto acabó en una disputa. “Carnero” quien es el primero al mando de dicho sector y “Diadema”, el segundo, consideraron que “el trato no fue justo” y con estas palabras se lo hicieron saber a “Monín”, jefe del sector del norte del Valle de Aburrá.

Antes de acabar la reunión, “Diadema”, quien posee una cicatriz craneal en forma de arco, razón de su apodo, se retiró de la discoteca con permiso del primero al mando, buscó a alias “Tego” y a su hijo alias “Tony”, consiguieron un par de motos de alto cilindraje  y en menos de una hora organizaron un atentado contra “Monín” y su gente.

Mientras tanto la reunión concluía en la discoteca, se acordó que primero se retiraría la gente de “Carnero”, convivires de la zona céntrica de la ciudad; posteriormente saldrían los del norte del Valle de Aburrá: “Monín”, “Tigre” y el “Negro”. Cuando estos últimos salían del lugar vieron como dos motos se acercaban a gran velocidad, al mismo tiempo que sus copilotos levantaban armas y les apuntaban.

Las balas sonaron y les cayeron mucho antes de tener tiempo para reaccionar, “Monín” y el “Negro” se salvaron, pero “Tigre” recibió casi todos los impactos, quedando tan mal herido que pocos días después murió. Desde entonces la guerra quedó declarada, la mano derecha de “Monín” había sido asesinada y éste quería venganza.

“Monín” se acercó a los “Urabeños”, y contactó con alias “Don Cucho”, que es un mando de ellos. Básicamente le dijo que iba a iniciar una guerra por el control del centro y éste le dio su respaldo y vía libre para actuar. Pese a la existencia de un pacto de no agresión entre la Oficina del Valle de Aburrá” y los “Urabeños”, conocido como el “Pacto del fusil”, estos últimos dieron el aval para iniciar un conflicto armado y arrebatarle la zona a sus tradicionales jefes.

Oficialmente, la guerra comenzó el 12 de mayo de este año con la desaparición de alias “Costeño”, la cual, presuntamente, sería la que reporta el periódico Q´Hubo el 24 del mismo mes; éste fue ejecutado por alias “Gago”, conocedor del sector por ser integrante de “Las Convivir” bajo el mando de “Carnero” pero que tomó parte en la guerra traicionando a su jefe y se pasó al bando de los hombres de “Monín”.

La “Oficina” se preocupó por el posible ingreso, a punta de plomo, por parte de los “Urabeños” a la zona y entonces envió a alias “Saya” y a alias “Barny” para intentar mediar con “Monín” y con “Don Cucho”. Plantearon una reunión para que asistieran los dos bandos y por medio de alias “Gabrielito”, miembro de “Las Convivir” de El Picacho, convocaron a “Carnero”, a “Diadema”, a “Barrigas” y a alias “Lucas”. Sin embargo, estos personajes no asistieron al encuentro y tiempo después se enteraron que “Gabrielito” los había traicionado y ahora hacía parte de los hombres de “Monín” y su intención era matarlos.

En resumen, el panorama, por ahora, está así: se inició una guerra cuya directriz es ser un poco silenciosa o disimulada, no es directamente declarada entre la “Oficina del Valle de Aburra” y los “Urabeños” pero es al interior de un grupo, Las Convivir”, dividido en dos bandos, cada uno avalado por las estructuras de crimen organizado anteriormente mencionadas.

“Monín” cuenta con Las Convivir de El Picacho y las está bajando al centro para que ubiquen a los mando de “Carnero” y los maten o los desaparezcan, varios han sido reportados por los periódicos Mío y Q’Hubo y son presentado como casos aislados por la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval) Entre ellos el caso de alias el “Enano”, a quien mataron por la noche mientras estaba por los bares del centro, en el sector de El Raudal y que fue registrado por los medios de comunicación anteriormente nombrados. El encargado de estos crímenes es “Gago” pues es el que conoce el sector y el interior de la estructura de “Carnero”, ya que era parte de ella.

En conclusión, el control territorial del centro entró en disputa. Tradicionalmente ha estado en manos de la “Oficina del Valle de Aburrá” pero ahora quiere ser cooptado, a través del plomo, por los “Urabeños”. Se declararon la guerra a través de Las Convivir; que en este caso pasan a ser idiotas útiles de estas estructuras de crimen organizado, matándose entre ellos hasta que se consolide en el sector el grupo criminal más fuerte.

La Administración ha invertido grandes cantidades de dinero para garantizar la seguridad del territorio. Sin embargo, la inteligencia de la Meval ha sido deficiente o es falta de voluntad política la que existe para desmantelar estas estructuras. O tal vez podría ser que están involucradas en el negocio como han denunciado al Centro de Investigaciones Urbanas de la CORPADES y a AnalisiUrbano.com, múltiples fuentes cercanas a los delincuentes, a las cuales les protegemos su identidad por obvias razones de seguridad.

Por lo tanto, CORPADES se dio a la tarea de  elaborar este mapa en el cual ubica, inicialmente, el sector que maneja cada mando de “Las Convivir” con control territorial del centro. Cabe aclarar que es un bosquejo que requiere completarse pero que desde ya lo aportamos a la opinión pública y, especialmente, a las autoridades pertinentes para facilitar su trabajo a la hora de comenzar a desmantelar esta estructura criminal, cuyo accionar es captado diariamente por las cámaras de seguridad que invaden el centro de Medellín y que, se suponen, sirven a la Meval para mantener la seguridad del sector.

 MAPA CONVIVIR

Espere tercera parte

Nueva estructura de poder en el centro de Medellín. Cómo funcionan y cuál es la connivencia estatal.

Cabe recordar que: Guerra fría al interior del ´Pacto del fusil´ http://wp.me/p3mF01-3ad

Compartir Noticia

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here