La Política Pública de Paz, No-Violencia, Reconciliación y No-Estigmatización inició la fase participativa de su formulación

Compartir:
  • Esta fase es de las más importantes y se construirá a través de talleres, grupos focales, entrevistas semiestructuradas, encuentros de ciudad y mesas de interlocución.
  • Esta es la segunda etapa de las cinco que tiene la construcción de esta política pública e irá hasta noviembre. 

Medellín, septiembre 29 de 2021- La Política Pública de Paz, No-Violencia, Reconciliación y No-Estigmatización que se construye en Medellín inició la fase participativa de su formulación. Este segundo eslabón, llamado diagnóstico técnico-participativo, es de los más importantes porque involucra a la comunidad en la construcción de este instrumento público, debido a que permite tener en cuenta las percepciones, posiciones e intereses de todos los actores que trabajan por la paz en la ciudad.

Esta es la segunda etapa de un total de cinco y tiene el objetivo de encaminar el proceso para saber cuál es el principal inconveniente que tiene Medellín para construir y tramitar pacíficamente sus conflictos. Todo esto abordado desde un enfoque de justicia restaurativa y construcción de paz territorial.

“Esta es una de las fases claves en la formulación de esta política porque nos permitirá identificar cuál es el problema público a tratar concretamente. Tendremos para ello diferentes metodologías, con diferentes tipos de poblaciones vinculadas, que son esencialmente espacios amplios y abiertos para la participación de todos y todas”, dijo la subsecretaría de Construcción de Paz Territorial, Carolina Saldarriaga. 

Esta fase tiene diferentes estrategias como talleres, grupos focales, entrevistas semiestructuradas, encuentros de ciudad y mesas de interlocución, y se llevará a cabo entre septiembre y noviembre de este año. Las convocatorias para la participación de cada uno de estos espacios serán concertadas con las comunidades y organizaciones sociales, y anunciadas por diferentes medios de comunicación, además de las redes sociales de la Secretaría de la No-Violencia.  

Se realizarán 21 talleres, uno por comuna y corregimiento. Estos buscan que las organizaciones sociales y comunitarias aporten a la construcción y definición del problema público en función de sus trayectorias y presencia histórica en los territorios. Allí participarán representantes de los principales colectivos, movimientos, organizaciones, corporaciones, entre otras agrupaciones sociales y comunitarias. Cada taller tendrá una duración de dos horas y contará con la participación de, aproximadamente, 20 personas. 

Otra estrategia es la realización de once grupos focales que están dirigidos, principalmente, a personas en procesos de reintegración y reincorporación; el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición; Fuerza Pública; partidos políticos regionales; personas privadas de la libertad; pospenados y el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes. Los grupos focales tendrán una duración de 90 minutos y contarán con la participación de, aproximadamente, ocho personas por taller.

También, se desarrollarán ocho entrevistas semiestructuradas para conversar con algunos líderes y lideresas socio comunitarios con el fin de complementar la información obtenida en los talleres, además de entrevistas con representantes de la comunidad internacional que tengan relación con la construcción de paz local en Medellín. El número de entrevistas y la selección de entrevistados se definirá según las necesidades del diagnóstico del problema público.

Habrá siete encuentros de ciudad, que también buscan ser espacios de interacción, de reconocimiento y de diálogo abierto para conversar con  toda la ciudadanía. En cuatro de ellos se priorizará la participación de diversos grupos poblacionales, como mujeres, población LGBTIQ+, juventudes, población étnica y NNA (niños, niñas y adolescentes). En los otros dos encuentros, se abordará una temática específica: procesos restaurativos y construcción de paz territorial. 

La convocatoria para la participación se hará días previos a la fecha establecida a través de las redes sociales de la Secretaría de la No-Violencia, llamadas telefónicas y correos electrónicos. Se espera la participación de, aproximadamente, 200 personas en estos encuentros de ciudad. 

Por otro lado, habrá cinco mesas de interlocución que están dirigidas a los sectores económico, institucional, educativo, académico y las ONG. Cada una contará con un máximo de 15 participantes que serán convocados directamente según sus experiencia y participación en temas de construcción de paz.

El objetivo final de este proceso es que en la ciudad y todos sus escenarios se genere conversación alrededor de la construcción de esta política pública de paz, que se espera sea un aporte para ayudar a convertir a Medellín en la capital mundial de la No-Violencia. 

Compartir:
Total
7
Shares