La presión sanitaria es aún muy alta en Francia, pese a mejorar

EFE/EPA/PHILIPPE DESMAZES
Compartir:

París, 19 noviembre.- La incidencia del coronavirus se reduce en Francia, con menos casos nuevos, pero la presión sanitaria continúa siendo muy alta, con más de 2.000 hospitalizaciones en el último día, dijo hoy el ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.

“La dinámica epidémica se reduce y registramos menos casos, pero la presión sanitaria sigue siendo muy elevada”, alertó Véran al presentar el balance semanal de la pandemia.

Las autoridades francesas indicaron que hay 32.345 personas hospitalizadas con la covid-19, de las que 4.653 se encuentran en unidades de cuidados intensivos.

Según el director general de Sanidad de Francia, Jérome Salomon, en las últimas veinticuatro horas se produjeron más de 2.200 ingresos, de ellos 311 en cuidados intensivos.

Además, en el último día hubo 429 muertes, lo que eleva a 47.127 las defunciones desde el inicio de la epidemia.

Salomon explicó que la ratio de contagios ha caído por debajo de 1 y se encuentra entre el 0,65 y el 0,89.

También ha descendido el nivel de incidencia, que se sitúa en 248,2 positivos por cada 100.000 habitantes, aunque es más alto en el caso de los mayores de 65 años.

“La presión sanitaria va a seguir cayendo, pero es aún muy elevada y no hay que reducir los esfuerzos”, insistió Véran, quien señaló que la circulación del virus es menor que antes de la instauración del toque de queda, a principios octubre, y el confinamiento, a finales de ese mismo mes.

Además, Véran se refirió a la “significativa degradación” de la salud mental de los franceses entre finales de septiembre y principios de noviembre, por la incertidumbre económica, sanitaria o el aislamiento derivado de la crisis.

Esta semana se divulgó que los estados depresivos se han doblado en Francia en solo seis semanas, entre septiembre y noviembre, al pasar del 10 al 21 % de la población.

Por otra parte, la ministra delegada francesa de Autonomía, Brigitte Bourguignon, informó de que más de 1.600 residencias de ancianos tienen casos del coronavirus, lo que supone más de una de cada cinco.

Para tratar de reforzar los controles, el personal de estos centros tendrá que pasar semanalmente pruebas diagnósticas.

Asimismo, se recomienda a las visitas someterse a una PCR 72 horas antes o a una prueba de antígenos en farmacia el mismo día del encuentro.

Se espera que el presidente francés, Emmanuel Macron, anuncie la próxima semana las pautas del desconfinamiento, impuesto del 30 de octubre al 1 de diciembre y que podría continuar con medidas como reinstaurar el toque de queda.

Compartir:
Total
2
Shares
Previous Post

Cárcel Tramacúa deberá permitir ingreso de hoja de coca: Corte

Next Post

Tiger Woods jugará un torneo con su hijo Charlie de 11 años

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: