La captura de los responsables de la masacre de la vereda Las Margaritas, en Yarumal, cometida en enero de 2018, reveló cuál es el verdadero control criminal que ejercen las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC o Clan del Golfo) en ese municipio del Norte de Antioquia y que, de acuerdo con el comandante de la Policía Antioquia, se ha convertido en un centro de abastecimiento de las estructuras armadas que delinquen en el Bajo Cauca.

Le puede interesar leer:  Policía capturó en Yarumal a 8 integrantes de las AGC involucrados en masacre de…

Entre los capturados en el operativo, realizado a mediados de enero de 2019, después de un año de investigaciones, se encuentra alias el Mono, cabecilla militar de esta subestructura. También cayeron los alias Anyi, Soilo, el Flaco Zarco, Daniela —sicaria y encargada de transportar armas— y Armero. Además, fue notificado en centro carcelario alias Eduardo.

Igualmente, fue capturado Yovani Arley Loaiza, alias Gordito o el Señor de los Cielos, quien sería componente militar y jefe de sicarios. Es presuntamente el encargado de algunas plazas de microtráfico en la zona urbana de Yarumal y en la cárcel de mediana seguridad. En el momento del allanamiento a su casa, en el barrio San José, en donde fue capturado, le fue encontrado un camuflado del Inpec, con el cual habría hecho varios ingresos a la cárcel.

Puede leer:  A la cárcel presuntos responsables de masacre en Yarumal, Antioquia

De acuerdo con una fuente de alta confiabilidad, entrevistada por Análisis Urbano, la plaza de vicio dentro de la cárcel sería propiedad de alias Gordito, quien tiene dentro del penal a los alias Gomelo y Manolo, encargados de la distribución y el recaudo del dinero.

¿Cómo entran la marihuana y el perico a la cárcel cuyo control está bajo vigilancia del Inpec? De acuerdo con esta fuente —información además corroborada por otros medios—, un funcionario del Inpec —omitimos el nombre por seguridad y para no contaminar una posible investigación que a futuro realice la Fiscalía General de la Nación— serviría de enlace para entrar la «merca», que luego es vendida en pequeñas dosis que generan una rentabilidad muy superior que las plazas de la calle.

El medio utilizado por sindicados y condenados para comprar las dosis de marihuana y perico son las tarjetas, las mismas que sirven para comprar en el «caspete» (tienda interna). Las familias de los reclusos consignan en una cuenta el dinero para solventar algunas necesidades dentro del penal, lo cual se convierte en tarjetas que tiene un valor de $3.000 pesos.

Mercancía Precio Tarjetas
Marihuana (5 gramos) $6.000 – $9.000 2 – 3
Perico (1 pase) $30.000 10
1 gramo $100.000 33
Caja de ron $400.000 133
Datos propios – Análisis Urbano

La dosis de marihuana que se distribuye en la cárcel sería de 5 gramos —medidos en una tapa de crema dental— y su valor oscila entre $6.000 y $9.000 pesos. Los domingos, cuando es la visita, se aprovecha para vender perico, que tiene un costo más elevado: 1 pase cuesta $10.000, mientras que el gramo, que viene en un tubo, eleva su precio a $100.000. Todo este mercado es manejado por los hombre de confianza del Gordito, quien le responde a las AGC.

Hace unos años fue capturado, en este mismo penal de mediana seguridad de Yarumal un dragoneante de apellido Merchán, quien introdujo una libra de marihuana y un celular; siendo sorprendido por un cabo, quien lo capturó y lo judicializó. Ese hecho confirma que el negocio del microtráfico en este penal no es nuevo.

Otra de las fichas de alias Gordito en el negocio del microtráfico sería alias Burbuja, quien tendría como centro de expendio las bancas del parque y las escalas de la iglesia, cerca de una cantina que era frecuentada por Gordito. El mecanismo de expendio manejado por Burbuja sería el de plaza ambulante, movilizándose en una bicicleta para pasar desapercibido.

También puede leer:  Balance del crimen en Yarumal: 65 homicidios y 8 plazas de vicio

La disputa Clan vs. Varelas

El mercado del microtráfico en Yarumal estaría totalmente copado por las AGC, sobreviviendo apenas la principal plaza de la banda de Los Varelas, manejado por alias Jenaro, quien se encontraría en un municipio del norte del Valle de Aburrá, protegido por una de las bandas que hacen parte de Los Urbanos, que han ingresado al Norte y Bajo Cauca antioqueño. Esta plaza sería administrada por alias el Chori, quien se recuperó de un atentado perpetrado por sicarios del Clan en el sector de La Estación.

« Los Urbanos» expanden su dominio al Bajo Cauca, Norte y Nordeste de Antioquia

La disputa por el control del microtráfico no sería solamente por las plazas, sino también por los precios. Mientras que el Clan vende 3 gramos de marihuana en $10.000, Los Varelas venden por ese mismo precio 4 gramos, diferencia que atrae más clientes.

Puede leer:  Yarumal: «Nos vacunaron a todos, muchos hemos huido, esto no lo soporta nadie»

Desde mediados de diciembre de 2018 en Yarumal no han ocurrido homicidios. Se presume que la razón es la salida de alias Jenaro, de Los Varelas, quien se enfrentó al Clan del Golfo, al mando de Medardo de Jesús Cuartas Ortega, alias Tío o Mono, señalado de asesinar a varias personas por no pagar vacunas, comprar droga a la competencia o ser colaboradores de Los Varelas.

La ofensiva contra el Clan continúa generando varias capturas, entre ellas la de los autores de la masacre de Las Margaritas, mientras tanto el microtráfico y el narcotráfico toman terreno, siendo un sitio clave la cárcel de mediana seguridad de Yarumal.

Temas relacionados: 

Yarumal e Ituango, municipios con mayores homicidios en el Norte

¿Disidencias o Gaitanistas?: lo que hay tras la masacre de Ochalí, en Yarumal 

Capturados en Yarumal presuntos sicarios de Los Doce Apóstoles 

Masacradas siete personas en la vereda La Estrella, en Yarumal 

El Clan del Golfo se esta devorando a Yarumal, Antioquia