Lanzan un concurso para premiar ideas innovadoras de jóvenes rurales de América

En la imagen, el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el argentino Manuel Otero.

San José, 3 marzo.- El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), con el apoyo del Instituto Latinoamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), anunciaron este miércoles un concurso para premiar proyectos innovadores de jóvenes rurales de América Latina y el Caribe.

El objetivo del concurso es identificar y premiar iniciativas innovadoras impulsadas por jóvenes que contribuyan a superar los desafíos de la pandemia de la covid-19 en las áreas rurales de la región, explicó el IICA en un comunicado.

Esta es la segunda edición del Premio a la Innovación Juvenil Rural en América Latina y el Caribe y el periodo de inscripciones cerrará el 4 de abril próximo.

Pueden participar jóvenes de entre 18 y 35 años con proyectos ya en implementación en áreas como inclusión financiera, reciclaje, energías alternativas, soluciones de conectividad, empoderamiento de la mujer e inclusión de género, soluciones de marketing y acceso a mercados.

Las iniciativas serán evaluadas por un comité compuesto por técnicos y expertos de agencias de las Naciones Unidas, organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el campo del desarrollo rural y empresas privadas, y se premiarán 10 proyectos en junio de 2021

“Invertir en los y las jóvenes de las zonas rurales es fundamental para lograr que el campo experimente un crecimiento económico dinámico que haga de las comunidades rurales lugares prósperos, incluyentes y sostenibles, en las que nadie es dejado atrás y en las que los impactos del cambio climático no hacen imposible la vida y la producción agrícola”, manifestó la directora regional para América Latina y el Caribe del FIDA, Rossana Polastri.

Agregó que “en épocas de cambio los jóvenes cumplen un papel fundamental porque están más dispuestos a asumir riesgos y adoptar nuevas tecnologías, haciendo que los posibles beneficios de las inversiones en favor de la seguridad alimentaria, la reducción de pobreza y la generación de empleo, paz y estabilidad política se multipliquen”.

“El campo y la agricultura familiar les necesita, porque se están reinventando y son ellos quienes tienen que decidir el rumbo de este nuevo camino”, expresó Polastri.

Por su parte, el director general del IICA, Manuel Otero, dijo que en América Latina y el Caribe los jóvenes representan la oportunidad de “lograr una nueva agricultura, equitativa, sostenible e incluyente”, que convierta las áreas rurales de la región en zonas de oportunidades.

“Como agentes de cambio que son, los jóvenes de las Américas son pieza fundamental para que las innovaciones que requiere nuestra agricultura lleguen a nuestros campos y se desate el potencial que tiene este continente de ser el garante de la seguridad alimentaria mundial, un desafío que sin duda necesita nuevos liderazgos y una visión renovada del agro y la ruralidad”, aseveró.

Total
5
Shares
Previous Post

Cuba registra 914 nuevos casos de la covid-19, la mayoría autóctonos

Next Post

Los cancilleres de Belice y Guatemala tratarán de acercar posiciones

Related Posts