Las ‘jugaditas’ que se vienen en imputación contra “abohámster” de Uribe, según Coronell

La primera de ellas buscaría, según el columnista, que la audiencia contra Diego Cadena, programada para este martes en Paloquemao, sea aplazada una vez más.

En su espacio de opinión en Los Danieles, el periodista cita una declaración del abogado Iván Cancino, quien en El Heraldo dijo el pasado 22 de abril que la diligencia, en la cual se le imputarán cargos a su defendido y se solicitará la medida de aseguramiento en su contra, se debe cambiar porque dicha audiencia está citada para hacerse de forma presencial, algo que, según Cancino, es “absolutamente imposible” por culpa de la cuarentena que rige en el país y porque Cadena está en Cali y no puede viajar a Bogotá para comparecer.

A ello se suma, continúa Daniel Coronell, una “teoría” que Cancino “ha venido ambientando en redes sociales -y en una recién creada agremiación de abogados-” y con la cual buscaría que las pruebas contra su cliente, por presuntamente pagar sobornos para beneficiar a Álvaro Uribe, sean declaradas ilegales.

Como apoderado del expresidente, Cadena estaba cobijado por el derecho a la defensa de este y el secreto profesional, razón por la que la Corte Suprema no podía ordenar las grabaciones que se convertirían en las mencionadas pruebas, dice el columnista al explicar la supuesta tesis de Cancino.

Sin embargo, “Diego Cadena jamás fue acreditado como apoderado de Álvaro Uribe ante la Corte Suprema” apunta Coronell, y aporta en su columna un audio en el que el autodenominado “abohámster” admite no haber radicado el citado poder ante ese Tribunal, aun cuando pretendió actuar como apoderado del senador ante esa instancia.

El poder, recuerda el periodista, le fue otorgado a Cadena hasta abril del 2018, pero antes de esa fecha, admite el abogado en otro audio publicado por el columnista, el entonces defensor de Uribe ya venía adelantando gestiones en nombre del líder del Centro Democrático.

“Es decir que la novedosa tesis de Cancino pretendería que el poder no presentado se considere válido y además retroactivo”, cuestiona Coronell en su artículo de opinión.

El columnista precisa que en el proceso que adelanta la Corte Suprema contra el expresidente Uribe, por presunto soborno y fraude procesal, los únicos abogados acreditados ante ese Tribunal son Jaime Granados, Juan Felipe Amaya y David Espinosa.

Y sobre esto último, Daniel Coronell vaticina: “A largo plazo, y de manera inexorable, Diego Cadena será el chivo expiatorio de este asunto. Lo único que están haciendo es alargar ese plazo con la esperanza de empantanar el proceso”.

Cabe recordar que la audiencia de imputación de cargos a la que, por solicitud de la Fiscalía, debe acudir Diego Cadena el próximo 28 de abril, quedó reprogramada para esa fecha el pasado 18 de febrero, esto luego de que el abogado no asistiera ese día a la primera citación tras presentar una excusa médica por diarrea y gastroenteritis.

Tomado de Pulzo.com

Total
5
Shares
Previous Post

Feminicidio y fraude procesal: delitos que han buscado amnistía en la JEP

Next Post

“Con la libertad de prensa no se juega”: director de Asociación de Medios de Información

Related Posts

Colombia sigue en caída en transparencia: La corrupción tiene al Estado contra la pared

“En medio de esta grave situación, genera esperanza el amplio rechazo que cada vez más expresa la ciudadanía contra la corrupción. Esto se evidenció en la alta votación de la Consulta Anticorrupción de agosto de 2018, en un sinnúmero de expresiones y movilizaciones ciudadanas reclamando acciones efectivas contra la corrupción, y en el incansable trabajo de medios de comunicación y periodistas independientes que contribuyen a ejercer contrapeso al abuso del poder”, indicó Hernández.
Leer Más