Algunas viviendas de los barrios de, Barrios de Jesús, Santa Lucía – Caicedo han sido evacuadas por la creciente de una quebrada que atraviesa estos barrios. Los habitantes, preocupados por el futuro de sus viviendas, solo han encontrado soluciones temporales e irrisorias por parte de las autoridades.

Las fuertes lluvias de los últimos días han hecho que Medellín haya estado más llena de agua que de costumbre. También más llenos de agua lucen algunos barrios de la ciudad cuyas viviendas están construidas de forma rudimentaria o están ubicadas en lugares donde confluye el agua.

Pero el agua en estos lugares no se estanca ni llega a desagües, en ocasiones incluso porque no existe un alcantarillado que llegue a todos los hogares. El agua aquí, como describió una habitante de Buenos Aires “ya viene”. Cuando llueve fuerte, el agua se acumula en zonas más altas y llega a la quebrada que pasa por Barrios de Jesús, Santa Lucía – Caicedo.

Las casas más al pie de la quebrada están en peligro por la cercanía que tienen con la creciente junto con todo el caudal que esta pueda traer. La fuerza del agua alimentada por un fuerte aguacero, como los que han caído en los últimos días,  puede terminar siendo mortal.

Según una de las denuncias de un barrio, funcionarios del gobierno han llegado a estos lugares a decirles que la solución es desalojar sus viviendas y que de parte del gobierno se les pagarían tres meses de arriendo de una nueva casa. Hasta ahí va la propuesta de la institucionalidad para solucionar estos líos.

Para los ciudadanos, tres meses de arriendo no llegan a cubrir el precio ni el valor de viviendas que han habitado durante años. Exigen, además, que la institucionalidad voltee el ojo a estas comunidades y ofrezca soluciones contundentes en temas de infraestructura barrial.

«Ya nosotros tenemos una casa, un hogar» -cuenta una habitante de estos barrios de quien nos reservamos el nombre- para ahora quedarnos sin él de la noche a la mañana. Soluciones sí hay, ¿cómo sí tienen para invertir millones y billones en túneles y proyectos de infraestructura, pero para ayudarnos no.